Más noticias

Transparencia, herramienta de RSE a las partes interesadas

Roberto Leiva es director ejecutivo de Fundahrse. Licenciado en administración de empresas en la City University de Los Ángeles

Roberto Leiva es fundador de la empresa Embutidos Delicia y de Banco del País, ex presidente de la CCIC. Ex Secretario de Estado para la Promoción de Inversiones.
Roberto Leiva es fundador de la empresa Embutidos Delicia y de Banco del País, ex presidente de la CCIC. Ex Secretario de Estado para la Promoción de Inversiones. /

Tegucigalpa, Honduras.

La integración de la Responsabilidad Social en las pequeñas y medianas empresas (pymes) se lleva a cabo mediante acciones prácticas, sencillas y eficientes, cuidando siempre el costo-beneficio.

Debido a su tamaño, las pymes suelen ser flexibles e innovadoras, en términos de gestión de la organización, porque logran tener un estrecho contacto sus partes interesadas y la influencia de la alta dirección es casi inmediata.

La Responsabilidad Social aplicada a cualquier organización, ya sea esta grande pequeña o mediana, es conocer los impactos de las decisiones y actividades en la sociedad y el medio ambiente, y sobre todo dar seguimiento a los mismos; por lo tanto, se deben tomar algunas consideraciones al momento de generar informes a las partes interesadas, pero estos deben mantener los niveles adecuados de transparencia.

La transparencia como virtud de una organización marca profundamente los mercados, ya que nos lleva de un nivel a otro al comprender que las empresas deberían revelar de forma clara, completa y precisa la suficiente información sobre las políticas, decisiones y actividades de las que es responsable, incluyendo los impactos actuales identificados y futuros sobre la sociedad y el medio ambiente.

Es satisfactorio saber que muchas son las empresas que de una u otra forma han incorporado mecanismos de transparencia para que las partes interesadas; llámesele clientes, inversores, proveedores, público interno, entidades gubernamentales, entre otros, evalúen el impacto que produce la empresa sobre sus respectivos intereses.

Esto va generando que cada vez más, las organizaciones busquen involucrarse con sus partes interesadas, ya que permitirá incrementar la transparencia y la credibilidad de sus comunicaciones. De igual manera, ayudará a prevenir la corrupción, en el marco íntegro del respeto de los valores como la honestidad y equidad.

Uno de los pilares de la confianza es la transparencia, las organizaciones deben desarrollar la habilidad de inspirar confianza, es precisamente de esta manera en que el cliente se sentirá tranquilo de estar al tanto de todas las condiciones del servicio o producto adquirido.

Ser transparentes significar ser honestos con los clientes, cumplir con lo acordado en tiempo y forma, de manera eficiente.

Cada día es un reto que las organizaciones implementen indicadores que valoricen la honestidad, transparencia y seriedad.

El retorno de esa inversión en transparencia, se verá reflejado en el fortalecimiento del vínculo comercial con los clientes, a la par de la lealtad y relaciones redituables, que a mediano o largo plazo garantizará rentabilidad y creación de valor.

La transparencia como la Responsabilidad Social es voluntaria, poner a disposición de todos nuestras partes interesadas todos los antecedentes para permitir una correcta idea del valor de las organizaciones, de sus negocios y su gobierno corporativo, es un compromiso adquirido por aquellas que desean tenerlo como un atributo permanente, integrándolos a la cultura e identidad de la organización.