Más noticias

Hay que transparentar el uso del dinero de la OABI

La OABI tiene bajo su custodia 50 bienes del IHSS, 31 han sido valorados en 156 millones. Unos 20 bienes serán subastados este mes”.

Liliana Castillo, presidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE).
Liliana Castillo, presidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE).

Tegucigalpa, Honduras.

La lucha contra actividades ilícitas como el narcotráfico, la corrupción y la extorsión, entre otros, han dejado como consecuencia la confiscación de bienes muebles, inmuebles y otros activos que las bandas criminales manejaban en diversos sitios del territorio nacional.

Dinero y Negocios se reunió con técnicos de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), para conocer sobre la gestión actual.

Desde el 2003 a la fecha se reportan 435 operaciones, y producto de las mismas la OABI es depositaria de más de 269 millones de lempiras.

Cuenta con 4.342,579.95 dólares. De este monto 2.9 millones en cinco cuentas abiertas en cuatro bancos del sistema financiero nacional, y 1.4 millones dólares en certificados de depósitos en un banco y una financiera.

Mientras que en moneda nacional los fondos disponibles ascienden a 135.597,686.20 lempiras, más 32.452,060.88 lempiras en certificados de depósitos.

Este mes se subastarán bienes valorados en más de 100 millones de lempiras.

El manejo de estos recursos recae ahora en la Presidencial bajo la coordinación del Consejo Nacional de Seguridad.

Cuatro casos de narcotráfico han dejado el decomiso de 1,350 cabezas de ganado, 221 bienes inmuebles, 19 lanchas, motos, vehículos, 29 caballos y otros animales.

En opinión de la ex presidenta del Colegio de Economistas de Honduras, Liliana Castillo, para garantizar la transparencia del uso de estos fondos, los mismos deberían manejarse en la caja única de la Tesorería General de la República.

“Lo que necesitamos es que haya transparencia, independientemente de donde provienen los fondos”, apuntó.

Esto, agregó, “porque aunque hayan sido propiedad de personas ligadas a actos ilegales, o se las quiten a alguien o lo que sea, es dinero que debería de ingresar al Estado y allí al formular el presupuesto manejarlo como ampliación del mismo y decir el destino que se les va a dar”.

“Pero sí tienen que ser transparentes en decir: de estos tantos millones vamos a dar tanto para seguir fortaleciendo el Ministerio Público o tanto para tal cosa (...) porque es mucho dinero el que hay, y en la medida que se sigan subastando estas propiedades o quitando más por x razón y se deseen subastar, esto va a ir generando más ingresos”, refirió.

Consideró, sin embargo, positivo que los fondos que se están obteniendo de la venta de los bienes ligados al Seguro Social se estén devolviendo a la institución.

Esta devolución, explicó, se hace porque se trata de un ente descentralizado del sector público.

Pero en el caso de los fondos que provienen de la venta de gente que viene del sector privado, lo más conveniente -reiteró- es incluirlos en el Presupuesto General y establecer claramente si se van a reinvertir en las instituciones involucradas en la lucha contra estas actividades ilícitas, pero que aparezca reflejado el gasto.

No lo puede poner en un solo bolsón y que usted no sepa en qué se gastó todo ese dinero”