Más noticias

"La productividad de los buques se ha duplicado"

Leo Castellón, gerente general de la ENP, asegura que en este mes se mejorará la eficiencia en la terminal de graneles de Puerto Cortés.

Leo Castellón, gerente general de la Empresa Nacional Portuaria (ENP).
Leo Castellón, gerente general de la Empresa Nacional Portuaria (ENP).

San Pedro Sula, Honduras.

La adquisición de nuevo equipo y la modernización de algunos procesos han contribuido a la reducción de los costos de los exportadores e importadores.

Lo anterior significa un paso adelante, debido a que da signos de reversión si se compara con lo que les tocaba enfrentar en años anteriores.

Así lo asegura en una entrevista con LA PRENSA Leo Castellón, gerente general, Empresa Nacional Portuaria (ENP).

¿Se agilizaron los procesos de envío y liberación de contenedores con los cambios que ha tenido la Portuaria con la llegada de la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC)?

Sí. Los tiempos de operación dentro de la terminal de contenedores y carga general, operada por la OPC, han mejorado mucho. La productividad de los buques se ha duplicado y se han reducido en forma significativa los tiempos de entrega y recepción de contenedores a camiones.

¿Cómo percibe los procesos ahora?

A pesar de que hay algunos procesos que se agilizaron, hay otros que ahora son más intensos como la revisión, la entrada y salida de toda la mercadería que llega al puerto y que ahora pasa a través de un escaneo de rayos gama, lo que ha congestionado algunas de las líneas logísticas en la salida de los contenedores.

¿Qué otros cambios han surgido con la llegada de operadora?

Se han agilizado todos los procesos, equipado el puerto, aumentado la productividad y han bajado los costos debido a la eficiencia, ya que los barcos están menos tiempo atracados. Se hicieron cambios a nivel de seguridad industrial. Se ha entrenado al personal en línea con estándares internacionales, realizado inversiones en equipamiento portuario e infraestructura y se han tomado medidas para cuidar el medioambiental, entre otros.

¿Han aumentado las tarifas de los servicios en los últimos meses?

No. Las tarifas actuales por servicios estándar están estipuladas en el contrato de concesión y estas fueron determinadas por el Gobierno de Honduras antes que OPC fuera asignado como operador de la terminal de contenedores.

Las tarifas por servicios especiales fueron socializadas y aprobadas por los distintos sectores del comercio internacional de Honduras. Estas tarifas (tanto por servicios estándares como por servicios especiales) no han sido incrementadas desde el inicio de las operaciones de la concesionaria.

Ahora con las mejoras alcanzadas se debe hacer un nuevo análisis de los costos generalizados del transporte.

¿Por qué los exportadores dicen que los procesos siguen lentos?

Algunos atrasos se deben a procedimientos aduaneros y mucho tiene que ver con los rayos gamma. Actualmente, en convenio con la DEI se ha agregado una línea más de escaneo, lo que va a agilizar al doble la entrada y salida de contenedores. Además, que el nuevo equipo de rayos X va a tener más precisión de identificar el contenido de la carga y una capacidad de escanear los contenedores a un ritmo de cinco segundos por contenedor.

¿Cuánto se ha invertido en la modernización del puerto?

El monto de la inversión en la primera etapa de la nueva terminal de contenedores asciende a $624 millones. Lo invertido en procesos a marzo de 2015 asciende aproximadamente a $175 millones.

¿En qué porcentaje funciona actualmente el puerto?

Está funcionando a su máxima capacidad tanto en la terminal de contenedores manejada por OPC como en la terminal de graneles que manejamos nosotros y la terminal de líquidos (ENP). En la terminal de graneles su capacidad de descarga se triplicará de 3,000 a 9,000 toneladas métricas a mediados de este mes cuando entren en operación las bandas y los nuevos silos de almacenamiento.

¿Fue oportuna la intervención de la OPC?

Sí. El puerto se estaba quedando atrasado con la demanda de comercio marítimo y en vista que las nuevas esclusas del canal de Panamá traerán demandas muy tecnológicas de actualización y modernización de puertos y sus capacidades.