Más noticias

Piden liberar camiones varados en Nicaragua

Los casi dos meses de crisis en el vecino país representan un golpe al comercio del istmo.

Transportistas centroamericanos calculan que hay entre 4,000 y 5,000 camiones en las aduanas de Nicaragua.
Transportistas centroamericanos calculan que hay entre 4,000 y 5,000 camiones en las aduanas de Nicaragua.

San Pedro Sula, Honduras.

Las actividades de comercio, servicios, construcción, turismo e infraestructura son las más afectadas por la crisis sociopolítica que Nicaragua enfrenta desde el 18 de abril.

Hasta la semana pasada, las pérdidas económicas en ese lapso han sido de $484 millones (L11,616 millones), según cálculos de empresarios del vecino país.

“Es un tema sensible, tanto para empresarios como comerciantes en Centroamérica, porque Nicaragua, al igual que Honduras, es un paso obligado para el transporte terrestre entre el sur de Centroamérica y el cono norte”, dijo Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

La Federación Centroamericana de Transporte (Fecatrans) instó a través de un mensaje en su cuenta de Facebook el uso del diálogo como herramienta eficaz para solucionar la crisis de Nicaragua de manera pacífica.

Por medio de representantes de ese gremio solicitaron “la liberación de los medios de transporte de todos los países que se encuentran retenidos en los tranques en los diferentes puntos dentro del país”.

Además, anunciaron que el transporte nicaragüense guardará los camiones en los predios y no seguirán prestando servicio hasta que mejore la condición de seguridad.

En aduanas

El movimiento en el paso fronterizo Las Manos ha caído en más del 90%.

“Las bajas han sido graduales y en esta última semana ni a 8% llegamos en trámites de ingreso de rastras y furgones”, aseveró Ramón Rivas, contador de Infocentro Catracho.

Agregó que las operaciones comerciales internacionales hacia Panamá, Costa Rica y Nicaragua están estáticas y el paso para hondureños a Nicaragua y viceversa está paralizado. Los aproximadamente 300 registros migratorios que hacían a diario han caído a menos de 30, aseguran agentes.

La crisis está dejando efectos muy negativos también en el Guasaule, con una reducción en el comercio debido al descenso de tránsito vehicular pesado en el sector.

El flujo pasó de 250 camiones de carga pesada al día a un promedio de 40 furgones que usan la aduana para moverse a los otros países del istmo.

La Cámara Nacional de Transporte de Carga de Costa Rica hizo ayer un llamado para liberar los camiones y conductores que se encuentran retenidos en Nicaragua por la crisis sociopolítica que vive ese país y que ha dejado al menos 146 muertos.

Hay entre 4,000 y 5,000 camiones varados en ese país.