Más noticias

Enee: La factura que hay que pagar es la nueva

Analistas económicos advierten “colapso financiero” de no resolver los problemas que adolece la estatal

La Enee insiste en las ventajas de los medidores digitales sobre los antiguos de agujas.
La Enee insiste en las ventajas de los medidores digitales sobre los antiguos de agujas.

Tegucigalpa, Honduras

A propósito de los casos de doble facturación que se han producido desde inicios del mes, el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), Jesús Mejía, reiteró que la factura que los abonados deben pagar es la nueva factura que incluye más información sobre el consumo eléctrico.

En cuanto a los cobros retroactivos, el funcionario indicó que estos deben hacerse únicamente a los abonados que estaban en irregularidad, aunque reconoció que estos se hicieron también a otros abonados que no lo ameritaban.

Mejía defendió también la instalación de los nuevos contadores digitales, elogiando sus ventajas con respecto a los antiguos medidores de aguja, cuya lectura era más compleja. Por otro lado, añadió el gerente de la Enee, el nuevo contador, además de ser más fácil de leer, le muestra con exactitud el consumo eléctrico del abonado.

Mejía reconoció no obstante que en esta labor se cometieron abusos, como continuar con malas prácticas como los cobros promediados incluso en casos en los que había un contador que se podía leer.

En otros casos, la descoordinación a la hora de emitir las facturas de cobro hizo que se pasaran por alto los arreglos de pago previamente negociados con los clientes, llegando a emitir facturas por el valor original de la deuda y sin tomar en cuenta los abonos que el cliente había efectuado.

Se espera que con las medidas correctivas anunciadas en miércoles por la Empresa de Energía Honduras (EEH), comiencen a corregirse esta clase de situaciones.

Pero quedan todavía otros escollos por superar.

Colapso financiero

De acuerdo con Julio Raudales, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), los grandes problemas de fondo que arrastra la Enee pueden tener graves consecuencias.

“Hace veinte años se viene hablando de que la Enee tiene pérdidas arriba del 30%. Eso crea (…) un agujero fiscal al país que puede llevarnos al colapso financiero si no se trata de manera inteligente y adecuada”, advirtió Raudales.

Por otro lado, señala el econmista, los problemas de la Enee son un freno al crecimiento económico del país por cuanto el costo de la energía es tan elevado que le resta competitividad y la red eléctrica todavía tiene huecos en sus áreas de cobertura.

Raudales señala que EEH fue constituida para ayudar a resolver muchos de los problemas adolecidos por la Enee, pero si no cumple con su cometido será necesario “tomar decisiones”, sin descartar la posibilidad de rescindir su contrato.