Más noticias

Invertirán L300 millones en complejo de “call centers”

Hoy empieza la demolición en el predio donde estará el inmueble.

Tegucigalpa será clave en inversiones de sectores privado y público.
Tegucigalpa será clave en inversiones de sectores privado y público.

San Pedro Sula, Honduras.

Una empresa de capital hondureño confirmó que invertirá L300 millones (12.7 millones de dólares) para un complejo inmobiliario que destinará entre cuatro y cinco pisos para call centers y una plaza comercial.

La obra será en la zona sur de Tegucigalpa y para hoy tienen previsto la demolición en un terreno de 5,000 varas cuadradas, que dará inicio a la construcción del edificio.

“Estamos hablando de 400 empleos en el proceso de demolición, etapa de construcción y luego de las personas que puedan trabajar ahí, de las que esperamos que sean 600 puestos”, refirió Peter Fleming, director ejecutivo del Programa Honduras 20/20, y quien ha trabajando dando apoyo a la empresa inversora Jamar para el desarrollo del proyecto que han llamado Ventu.

A su criterio, esta obra permitirá contar con la infraestructura adecuada para alojar empresas de centros de llamadas.

El 20/20 ha promovido relaciones comerciales importantes con empresas extranjeras, al tiempo de reiterar la confianza de las nacionales.

“Todas estas iniciativas permitirán que vayamos creciendo en la generación de empresas y el número de empleos”, agregó Fleming.

Potencial en “call centers”

Representantes de la Fundación para la Inversión y Desarrollo de Exportaciones (Fide) participaron en la Feria Internacional CCW 2018 en Alemania para exponer las fortalezas en el sector nacional de servicios. “El país cuenta con la infraestructura adecuada para acoger este tipo de industrias”, aseguró Teresa Deras, directora ejecutiva de Fide.

Añadió que Honduras tiene un alto potencial en este sector, es un país que ofrece muchas ventajas competitivas al sector de servicios de negocio.

Por ejemplo, los incentivos que el Gobierno otorga a empresas de servicios de negocio de exportación, salarios competitivos, el mayor número de escuelas bilingües de Centroamérica, alta eficiencia en telecomunicaciones, programas de entrenamiento de personal, mano de obra calificada con conocimientos de tecnología, entre otros.