Más noticias

Argos con venta récord de cemento en Honduras

Capitales La cementera colombiana registra 7,000 millones de lempiras en inversión. Tendrán planta en San Pedro Sula

Con la nueva planta en Choloma, Argos tendrá una  capacidad instalada de producción de 1.7 millones de toneladas de cemento.
Con la nueva planta en Choloma, Argos tendrá una capacidad instalada de producción de 1.7 millones de toneladas de cemento. /

Tegucigalpa, Honduras

Las buenas cifras que la multinacional cementera Argos está registrando en Honduras no solo aseguran un plan de expansión sino que traería una fuerte competencia este año.

Con dos empresas en el mercado y la importación de cemento “sin certificación internacional”, desde China, es la colombiana Argos la que pondrá mayor presión con una nueva planta de cemento, que se construirá en Choloma, Cortés.

Ya en 2017, daba el primer aviso al comprar y reactivar la producción de molienda en la planta de San Lorenzo, al sur del país.

Dato
Se estima que la vida útil del cemento es al menos 100 años

Récord de ventas

Llegaron a Honduras en 2013, tiempo de la mayor caída de la industria de construcción, pero cuatro años después logran cifras récord de ventas.

“El año pasado vendimos más de un millón de toneladas, es una cifra récord desde la presencia de la compañía en el mercado hondureño (...); reabrimos la planta de San Lorenzo, la que duplicó las expectativas que se tenían al reabrir la molienda”, expresa a D&N, Gustavo Uribe, director de país de Argos.

“En nuestros planes más ambiciosos nunca consideramos que el mercado iba a crecer como creció y terminamos vendiendo el doble de lo que estábamos estimando vender”, agregó.

200 empleos
La nueva planta en Choloma generaría trabajos directos en esa ciudad.

Producción y ventas

Argos tiene una capacidad instalada en su planta de Piedras Azules de casi un millón de toneladas y 300,000 toneladas en su planta de San Lorenzo.

Las ventas en 2017 alcanzaron 1.1 millones de toneladas, lo que representó un incremento de más del 15% en el volumen de ventas entre 2016 y 2017.

Se producen tres tipos de cementos: el de uso general que representa el 80% de las ventas; los estructurales o especializados el 15%, y los cementos blancos con un 5%.

El consumo per cápita de cemento en Honduras subió de 190 kilos por persona en 2016 a 200 kilos en 2017, todavía por debajo de la promedio mundial de 330 kilos por persona y del regional que está en 250 kilos. Haití es el país del continente con el consumo per cápita más bajo, con 100 kilos por persona.

Uribe dijo que esperan crecimientos para 2018 por encima del 5% del sector construcción, ya que hay varios proyectos grandes de infraestructura en construcción o que arrancarán este año.

Inversiones y parque solar

La multinacional colombiana tiene una inversión en el país que supera los 7,000 millones de lempiras, incluyendo la compra de la empresa y la inversión de 500 millones de lempiras en su nueva planta de Choloma.

A esto se sumaría un parque solar que se construiría en la planta Piedras Azules que operan en Comayagua.

Esta inversión está en análisis por la división de energía de la multinacional que realiza los estudios de factibilidad de la obra. “Si los resultados aprueban la viabilidad del proyecto, el parque solar estaría construyéndose este año a un costo de 10 millones de dólares (237 millones de lempiras) más”, reveló.

Como grupo económico, agregó, queremos y creemos en el largo y el mediano plazo de este país, sabiendo que va a tener que encontrar cómo solventar esta coyuntura (de la crisis política actual), pero estamos seguros que lo van a lograr.

“La tesis de fondo es vemos que va a seguir creciendo al igual que el consumo de cemento y materiales de construcción y aquí está Argos dispuesto a invertir para acompañar ese crecimiento”, apuntó.

Precios

Sobre si los precios a los que se vende el cemento están o no en consonancia con los costos de producción, Uribe explicó que “en Honduras se vende el cemento más barato de todo Centroamérica y desde Panamá hasta el Río Grande (México) por tonelada de cemento y en dólares”. Agrega que en este país “no solo vendemos el producto más barato sino que tenemos un precio especial para los proyectos de interés social”.

Agregó que la empresa está absorbiendo los costos al alza de los combustibles y la energía (los que representa el 60% de los costos de una cementera). “Nosotros llevamos alrededor de cuatro años sin subir el precio (del cemento) en dólares, lo dejamos pegado al dólar (...)”. El impacto de estos costos, hasta el 2017, había sido del 26%. Señaló que la propuesta de valor de su compañía “más que el precio va a la calidad del producto, un producto que cumple con todos los estándares internacionales y al abastecimiento del mercado, independientemente de lo que pase”.

Sobre los precios en la zona sur tras el funcionamiento de la planta de San Lorenzo, dijo que lanzarán en los próximos días un nuevo producto que estraría al mercado a un precio probablemente preferencial para la zona