Más noticias

Universitarios se emplean más rápido

Unos 10,000 nuevos profesionales se incorporan cada año al mercado laboral hondureño.

Unos 10,000 nuevos profesionales se incorporan cada año al mercado laboral hondureño.
Unos 10,000 nuevos profesionales se incorporan cada año al mercado laboral hondureño.

Tegucigalpa, Honduras

Según el Observatorio del Mercado Laboral (OML), quienes tienen estudios universitarios tardaron en 2017 un promedio de 4.2 meses en encontrar un trabajo.

Esto representa 0.9 meses menos en comparación con 2016, cuando el tiempo para encontrar empleo de estos profesionales fue de 5.1 meses.

Sin embargo, son los trabajadores con menor educación los que se ubican más rápido, eso sí, con menores salarios.

Por ejemplo, los trabajadores con educación secundaria tardaron en promedio 3.1 meses en encontrar una plaza (4.4 meses en 2016).

Para los de educación primaria 1.5 meses (2.8 meses) y quienes no tienen ningún grado académico 0.9 meses (1.8 meses en el período anterior).

Hay que aclarar que los empleos que encuentran son de medio tiempo o parciales y en rubros como agricultura, comercio y ventas.

Pero el tiempo de espera para los egresados universitarios hondureños es similar en la región y menor al de otros países. En Chile, por ejemplo, un recién egresado universitario tardó entre seis y ocho meses en hallar trabajo, incluso ese período se pudo extender en muchos casos hasta un año.


Profesionales universitarios son la minoría en un mercado laboral en el que predominan los que no tienen ninguna formación académica o quienes han alcanzado la formación secundaria, es decir nueve años de escolaridad tras los cuales obtienen formación básica en diferentes áreas del conocimiento como las ciencias y humanidades (que generalmente es una transición a la educación universitaria); técnicos en electricidad, mecánica, computación, contaduría y finanzas, robótica, entre otros.

Según el OML, de 583,407 ciudadanos en edad de trabajar, 369,326 están ocupados y 38,497 desocupados. La tasa de desempleo abierto de este segmento de población llegó al 9.4% en 2017, es decir 0.5% menos que los trabajadores con educación secundaria (9.9%).