Más noticias

FMI reafirma apoyo al programa económico

El director para el hemisferio occidental del FMI llamó al presidente Hernández para felicitarlo por su triunfo

Alejandro Werner, director para el hemisferio occidental del FMI, con el presidente Juan Orlando Hernández durante una visita a Honduras.
Alejandro Werner, director para el hemisferio occidental del FMI, con el presidente Juan Orlando Hernández durante una visita a Honduras.

Tegucigalpa, Honduras

Alejandro Werner, director para el hemisferio occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), llamó ayer al presidente Juan Orlando Hernández para reafirmar el apoyo de este organismo en el desarrollo del programa económico del nuevo período (2018-2022).

En su comunicación telefónica con Werner, el presidente Hernández expresó su intención de nominar un equipo económico serio y competente, como lo hizo en su primer período de Gobierno.

Lo anterior fue confirmado por la viceministra de Finanzas, Rocío Tábora, quien a la vez aseguró que el programa económico del mandatario hondureño está orientado a consolidar el crecimiento económico, a generar más empleos, reducir la desigualdad y mejorar la calidad de vida de los hondureños.

El Gobierno de Honduras inició el 2 de septiembre de 2014 las negociaciones de un acuerdo stand-by para el período 2014-2017 con el FMI, el cual se aprobó el 4 de diciembre de ese mismo año.

Con ese acuerdo, Honduras avanzó a una serie de medidas que han permitido mejorar las cifras macroeconómicas, la disciplina fiscal, indicadores sociales, entre otros.

Tabora informó que Honduras cerró con el nivel de riesgo más bajo en la historia del país al alcanzar 217 puntos básicos.

“El compromiso es continuar con las políticas económicas orientadas a fortalecer el marco institucional en materia económica para mantener la disciplina fiscal y proteger las ganancias macroeconómicas alcanzadas”, dijo Tábora.

Al cierre de 2017, el rango del crecimiento económico cerró entre 3.7% y 4.1%, con el respaldo de las calificadoras de riesgo Standard & Poor’s y Moody’s Investor Service, las que determinaron mejorar la calificación a los bonos soberanos emitidos, disminuyendo el factor riesgo país y con ello las tasas de interés.