Más noticias

BCH reporta un aumento de 14.7% en depósitos y una liquidez aceptable

Las cuentas en moneda nacional han crecido, representan el 72% de la distribución total.

Un productor consulta sobre servicios financieros para el sector agrícola.
Un productor consulta sobre servicios financieros para el sector agrícola.

Tegucigalpa, Honduras.

El saldo de los depósitos en el sistema bancario de Honduras, conformado por 15 instituciones, reporta un comportamiento aceptable en lo que va del año.

El Banco Central de Honduras (BCH) reportó un incremento de 14.7% en los depósitos, además de niveles aceptables en la liquidez del sistema.

“La liquidez, si la medimos, podemos ver una liquidez de cortísimo plazo que estaría compuesta por las inversiones en subasta diaria, excedentes en moneda nacional y por las inversiones de corto plazo que tienen los bancos”, detalló Manuel de Jesús Bautista, presidente del BCH.

La liquidez bancaria99, incluyendo inversiones voluntarias, además de incorporar excedentes en moneda nacional y extranjera, ronda los 61,900 millones de lempiras.

“Ha habido aumento en los depósitos, creciendo casi 14.7% en lo que vemos de tasa interanual a este momento y eso ha permitido que los niveles de liquidez hayan crecido de esa manera”, agregó Bautista.

El sistema bancario tiene más de tres millones de cuentas.

El 75% de las cuentas son de tamaño mediano, es decir que están protegidas por el fondo de seguro de depósitos, detalló María Lydia Solano, directora ejecutiva de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba).

“La moneda nacional crece más que la moneda extranjera. La distribución hoy es de 72% de los ahorros en moneda nacional y solo el 28% en moneda extranjera. Esto también refleja una confianza mayor en nuestra moneda”, comentó la banquera.

Los depósitos en los bancos representan la mitad del producto interno bruto (PIB), un porcentaje que Solano considera favorable.

“Lo que sí debemos mejorar es que haya más hondureños solicitando crédito para emprender sus negocios. Tenemos que aprender a producir más. La producción genera empleos sostenibles, se producen bienes y también servicios”, dijo al respecto.

Para ello, las instituciones bancarias han desarrollado productos financieros que incentivan una cultura de ahorro y emprendimiento.