Más noticias

Honduras en penúltimo lugar entre las economías más innovadoras

La Ompi presentó esta semana el índice mundial, del que Chile y Costa Rica destacan.

Chile retrocedió dos puestos hasta quedar en el lugar 46 de 130 economías.
Chile retrocedió dos puestos hasta quedar en el lugar 46 de 130 economías.

Ginebra, Suiza.

Chile y Costa Rica son un año más las economías latinoamericanas más innovadoras, seguidas de México, aunque han perdido posiciones con respecto a 2016, según el Índice Mundial de Innovación publicado por dos centros de estudios y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Chile está en el puesto 46, lo que significa dos posiciones menos que el año anterior, en tanto que Costa Rica ha perdido incluso ocho puestos, hasta el 53. México, el tercer país latinoamericano en el ranking, ha escalado tres posiciones, hasta el puesto 58.

Le siguen Panamá (63), Colombia (65), Uruguay (67), Brasil (69), Perú (70), Argentina (76), República Dominicana (79), Jamaica (84), Paraguay (85), Trinidad y Tobago (91), Ecuador (92), Guatemala (98), El Salvador (103) y Honduras (104), en tanto que Bolivia, el último país latinoamericano en el ranking, se sitúa en el puesto 106.

En los últimos años, las clasificaciones del Índice Mundial de Innovación en la región no han mejorado significativamente con respecto a otras regiones, y ningún país de América Latina y el Caribe presenta mejores resultados en innovación con respecto a sus niveles de desarrollo. El informe destaca que las principales economías de América Latina y el Caribe (Chile, México, Brasil y Argentina) presentan resultados particularmente importantes en relación con instituciones, infraestructura y desarrollo empresarial.

Resultados

Chile, México, Brasil y Argentina presentan buenos resultados en cuestiones relativas a capital humano e investigación, como pueden ser la calidad de las universidades, el número de estudiantes que siguen estudios superiores y la existencia de empresas internacionales de Investigación y Desarrollo (I+D), y las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

Ello es así “gracias a la calidad de los servicios estatales por Internet, que atraen a un gran número de usuarios”, resalta el texto.

El informe señala, no obstante, que “hay que hacer más para alcanzar el pleno potencial innovador de la región”.

Sostiene que, aunque Chile, México y Brasil y algunos otros países son sin duda actores innovadores importantes, -y México también contribuye activamente a la cadena de valores global, incluido en sectores de alta tecnología- “hay mucho más potencial para una mejora más amplia de la región en la innovación”.

El documento de la Ompi se refiere tanto al rendimiento general como en lo relativo a variables claves como publicaciones científicas, I+D y patentes.

El informe reconoce que la región ha tenido que hacer frente a importantes desafíos económicos durante el año pasado, especialmente Brasil, que solo sale lentamente de la recesión y donde “aún hay un elevado grado de incertidumbre”.

Recomienda que, para aprovechar esta mejor coyuntura económica y para ayudar a la región a progresar, “se requieren esfuerzos sostenidos en inversiones mejoradas en innovación y sistemas más coordinados de innovación”, recomienda el texto.

Asimismo, América Latina también necesita una mayor cooperación regional en I+D e innovación, la cual “está prácticamente ausente en comparación con otras regiones” identificadas como exitosas, añade.