Más noticias

Ingenios de CA apuestan a la calidad para ampliar sus envíos

Centroamérica produce cinco millones de toneladas de azúcar y exporta unos tres millones de toneladas.

Jornada de la cosecha de caña en un ingenio de Honduras. En el país hay siete empresas industrializadas de este sector.
Jornada de la cosecha de caña en un ingenio de Honduras. En el país hay siete empresas industrializadas de este sector.

Managua, Nicaragua.

La industria azucarera de Centroamérica apuesta a producir azúcar de calidad para exportar a Estados Unidos, así como a la Unión Europea y Asia.

“A nivel mundial solo seis países no producen azúcar, entonces no podemos decir que estamos compitiendo con otras regiones, sino con el mundo entero, pero lo que Centroamérica persigue es tener esa calidad”, señaló Mario Amador, presidente del Comité Nacional de Productores de Azúcar de Nicaragua.

Según el dirigente gremial, los ingenios azucareros de la región están promoviendo una producción sostenible que respete las normas éticas de trabajo y medioambientales.

“Es esa eficiencia que permite diferenciar tu producto del de los demás. La diferencia tiene que estar en las certificaciones de sostenibilidad y calidad que nos den al producto”, explicó Amador.

Indicó que los ingenios de la región están apuntando al mercado estadounidense, principalmente, por razones de distancia física. “Eso no quiere decir que no queramos exportar” al mercado asiático y al europeo, agregó.

Aseguró que CA produce cinco millones de toneladas de azúcar y exporta unos tres millones de toneladas.

LC azucar 210417(1024x768)
Las exportaciones de azúcar en la región generan unos $1,200 millones anuales, sin incluir la melaza, alcohol y demás derivados.

Por su lado, el presidente del grupo empresarial Pellas, dueño del Ingenio San Antonio, Carlos Pellas, dijo que los ingenios en la región tienen el reto de producir con eficiencia, sostenibilidad, e integrando las nuevas tecnologías.

Pellas consideró que en “pleno siglo 21” producir azúcar de cualquier manera o al costo más bajo, sin tomar en consideración las prácticas laborales y el impacto en los recursos y comunidades, “no es sostenibilidad”.

Encuentro

Diferentes empresarios y productores participaron esta semana en un encuentro de la industria azucarera centroamericana en el municipio nicaragüense de León.

El encuentro regional azucarero, de tres días, promovido por el Ingenio San Antonio de Nicaragua y el organismo Solidaridad Network, tiene como propósito promover un intercambio de experiencias sobre la certificación de calidad Bonsucro, una iniciativa de las empresas que garantiza la producción de una caña de azúcar sostenible y ética.

Durante la actividad, el Ingenio San Antonio recibió la certificación Bonsucro por sus prácticas innovadoras, su Responsabilidad Social Empresarial, el manejo ambiental y la buena relación de los trabajadores.

Con esa certificación, la azucarera nicaragüense es el tercer ingenio en obtener ese sello en CA. Las otras dos son el Azunosa de Honduras, y el Ingenio El Ángel, de El Salvador, según los organizadores.