Más noticias

Recomiendan usar productos sustitutos ante alza de precios

Los hondureños deben racionalizar el gasto y usar menos vehículos. Otra recomendación es reducir el uso del dinero plástico.

 Los consumidores de muchos países, como España, buscan las tiendas que ofrecen rebajas reales para ahorrar dinero. Foto: AFP/JOSEP LAGO
Los consumidores de muchos países, como España, buscan las tiendas que ofrecen rebajas reales para ahorrar dinero. Foto: AFP/JOSEP LAGO

San Pedro Sula, Honduras.

Frente a los inevitables aumentos del precio del petróleo y de la canasta básica, expertos en economía y finanzas les recomiendan a los consumidores gastar menos gasolina, caminar más, racionalizar el gasto y comprar productos sustitutos (menos caros).

Los efectos del alza del petróleo ya son reales en Honduras. El precio del barril, que supera los $50, influyó para que 2016 cerrara con una inflación más alta que la de 2015. Esto indica que algunos productos de la canasta básica experimentarán aumentos en el transcurso de 2017.

“Cuando sube el precio del petróleo, sube el precio de la gasolina y también de los productos. Es un momento para dejar de derrochar. Los hondureños deben racionalizar el gasto y usar menos los vehículos para gastar menos combustible”, opina Marco Tulio López, profesor de la maestría de Ingeniería Financiera de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

Sépalo
Los productos agrícolas registraron menos alzas (0.04%) en los precios en diciembre

La inflación interanual, a finales de 2016, cerró en 3.31%, 0.95% más que la registrada en 2015 (2.36%), de acuerdo con datos del Banco Central de Honduras (BCH).

El primero de diciembre, un día después de que los miembros y no miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (Opep) oficializaran una reducción de la oferta, el precio del crudo comenzó a subir y, automáticamente, el de los combustibles en Honduras también.

A causa de esas alzas, la inflación mensual, medida por medio del Índice de Precios al Consumidor (IPC), aumentó en diciembre 0.27%, respecto a noviembre.

En términos globales, según el Banco Central, el sector denominado Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles aportó el 0.14% de la inflación. Pese al incremento, este porcentaje se mantuvo dentro del rango proyectado por las autoridades. Conforme al Programa Monetario 2016-2017, esa variable bajaría o subiría 1% sobre 4.5%.

LC precios 110117(1024x768)

Para medir el IPC, el Gobierno utiliza una canasta de 282 bienes y servicios, divididos en 14 sectores que, según su naturaleza, reciben un impacto mínimo o máximo por el incremento de los precios de las gasolinas y el diésel.

La carne de pollo, mariscos, harina (maíz y trigo), manteca, aceite vegetal, bebidas alcohólicas, cosméticos, muebles y transporte aéreo de pasajeros integran esta canasta.

Para atenuar el impacto en la economía doméstica, algunos expertos recomiendan adquirir productos sustitutos; es decir, aquellos bienes o servicios similares y de menor precio que pueden satisfacer la misma necesidad.

Sin embargo, desde el punto de vista de Raúl Reina Cleaves, miembro del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), “no hay productos sustitutos para la canasta básica, pues es básica. Lo que queda es volverse un consumidor consciente tratando de que el dinero rinda al máximo”.

El economista Rafael Delgado, catedrático de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), plantea que “para muchos hogares hondureños el alza de los precios de los combustibles y el incremento en el costo de vida no tienen paliativos”.

“El hondureño promedio ya hace milagros con sus ingresos (...). Para los estratos de ingresos bajos, el incremento en el costo de vida se enfrenta recurriendo al crédito caro de las tarjetas de crédito”, expresó.