Más noticias

Coca-Cola busca un socio para seguir produciendo en Honduras

Una ejecutiva de Cervecería Hondureña dijo que no despedirán empleados de la embotelladora.

En el futuro, la Cervecería Hondureña no podrá producir Coca Cola porque su nuevo dueño vende Pepsi en otros países.
En el futuro, la Cervecería Hondureña no podrá producir Coca Cola porque su nuevo dueño vende Pepsi en otros países.

San Pedro Sula, Honduras.

Luego de que Anheuser-Busch InBev (ABI) se convirtiera en nuevo dueño de Cervecería Hondureña, The Coca-Cola Company (TCCC) busca un nuevo socio para que produzca y embotelle esta marca para el mercado hondureño.

A finales de septiembre de 2016, según informes de Bloomberg, ABI adquirió a la compañía SABMiller Plc por $103,000 millones después de que los inversionistas de la cervecera británica aprobaran el acuerdo propuesto en 2015.

En 2001, Cervecería Hondureña S.A. pasó a ser propiedad de la compañía británico-sudafricana SABMiller Plc que tenía la franquicia para producir la marca Coca-Cola para el mercado de Honduras.

1,200
Trabajadores
De unos 2,400 empleados, la mitad participa en la producción y distribución de refrescos

Ahora, Cervecería Hondureña S.A. dejará de embotellar Coca- Cola, pues su nuevo dueño, la empresa ABI, produce Pepsi en mercados importantes de América Latina, entre ellos Brasil y Argentina.

Sin embargo, ABI y TCCC están en negociaciones para que la Cervecería Hondureña continúe produciendo Coca-Cola mientras encuentran un socio que adquiera la franquicia de Coca-Cola. “Las compañías han llegado a un acuerdo de principio para que TCCC adquiera el interés de ABI en las operaciones de embotellado en Zambia, Zimbabue, Botsuana, Suazilandia, Lesoto, El Salvador y Honduras por un monto no revelado”, informó Gustavo Guillén, gerente de asuntos públicos y comunicaciones para Centroamérica de la Compañía Coca-Cola.

A través de un correo electrónico enviado a LA PRENSA, Guillén explicó que esas “transacciones están sujetas a las aprobaciones regulatorias y minoritarias pertinentes y se espera que cierren para finales de 2017. TCCC planea conservar todos estos territorios temporalmente hasta que puedan ser refranquiciados a otros socios”.

Una ejecutiva de Cervecería Hondureña, quien solicitó que no se revelara su nombre, manifestó que no despedirán empleados de las embotelladoras de refrescos de San Pedro Sula y espera que el acuerdo de ABI y TCCC se materialice para no afectar a los trabajadores.

Julio Flores, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (Stibys), dijo que los empleados de la planta están en la incertidumbre porque “la nueva empresa dueña no ha anunciado nada”.

“Nos estamos preparando porque si la empresa decide recortar empleados afectaría a unos 1,200 y debe seguir un proceso”, dijo Flores.