Más noticias

¡Increible! Cambió de selección para ir al mundial y quedó eliminado

Aron Johannsson es el islandés que decidió jugar con Estados Unidos con la ilusión de disputar un Mundial.

Aron Johannsson es hijo de padres islandeses pero decidió jugar para Estados Unidos.
Aron Johannsson es hijo de padres islandeses pero decidió jugar para Estados Unidos.

Redacción deportes.

Posiblemente sea la peor decisión en la vida de Aron Johannsson, un jugador de nacionalidad islandesa que en el 2013 decidió representar a la selección estadounidense para cumplir su sueño de participar en un mundial de futbol.

El martes anterior el isladés vio frustrado su sueño tras la derrota sufrida por el equipo estadounidense a manos de la selección de Trinidad y Tobago que los dejó fuera de la máxima competencia del futbol mundial en Rusia 2018.

Pero, lo increible de la historia es que el país natal de sus padres consiguió la hazaña de cladificarse por primera vez en su historia a la justa mundialista que los mantiene celebrando.

La selección de Islandia realizó un gran papel en la Eurocopa. Acaba de lograr su hazaña futbolística más grande tras clasificarse para la fase final del Mundial de Rusia 2018. Con poco más de 300 mil ciudadanos, los 'vikingos' han destrozado otra puerta más, la única que les faltaba.

Además: Eliminación de EUA al Mundial-2018, nuevo golpe al 'soccer'

A penas en el año 2000 crearon el primer campo cubierto para poder jugar al fútbol durante todo el año- y que ha construido un equipo del que ya nadie duda. Bueno, excepto Aron Johannsson. El delantero es el protagonista de esta historia en la que el karma ha decidido 'participar'.

Johannsson nació en Alabama (Estados Unidos) y dio sus primeros pasos en la Academia IMG de Bradenton. pese a ello, todo su desarrollo futbolístico se llevó a cabo en Islandia. Tras una buena temporada como juvenil, firmó su primer contrato profesional con el Ungmennafélagio Fjönir.

Su carrera ya había comenzado y parecía que nadie le podía parar. Fue en ese momento cuando salió por primera vez de Islandia para recalar en las filas del Aarhus -equipo de segunda de Dinamarca.

En suelo danés, el delantero rompió todos los registros tras anotar 23 goles en 65 partidos y materializó su traspaso a Holanda (AZ Alkmaar) por un millón y medio. Sus buenas actuaciones también llamaron la atención de los seleccionadores inferiores. Defendió los colores de Islandia en el equipo sub21 entre 2011 y 2012.

Lea También: Kaká dice no al Orlando City y anuncia su último partido

Cuando mejor le iban las cosas, se estaba saliendo en Holanda, su doble nacionalidad entró en escena. Aron tan sólo tenía 22 años y tras una llamada de Jürgen Klinsmann, seleccionador por aquel entonces, decidió jugar con Estados Unidos.

"Cuando surgió la posibilidad de que Aronjugara para Estados Unidos, la gente de Islandia se reía", aseguró un periodista en 2014. Sin embargo, tras aceptar en el país se le acusó de darle la espalda a una nación entera, el país en el que creció, por dinero. Un traidor.

"Mis oportunidades de clasificar para un Mundial serán mucho mayores con Estados Unidos", vaticinó el delantero. Cuatro años más tarde de la peor decisión de su vida -se perdió la gesta en la Eurocopa- verá el Mundial de Rusia desde el sofá tras la eliminación de la selección estadounidense.