Más noticias

¿Cómo elegir una buena batería para tu auto?  

Tienes problemas para encender tu auto y la batería tiene más de tres años, deberías pensar en cambiarla.

Utiliza tu automóvil mínimo una vez al mes ya que la batería tiende a descargarse al no ser frecuentemente utilizada. Foto:iStock
Utiliza tu automóvil mínimo una vez al mes ya que la batería tiende a descargarse al no ser frecuentemente utilizada. Foto:iStock

Redacción:

Al momento de adquirir una batería para automóvil necesitamos tener en cuenta algunas cosas que probablemente no sabemos y al final terminamos comprando la que creemos que podría ser mejor o la que el vendedor nos dice que compremos.

Es por eso que al elegir una nueva batería tenemos que tener en cuenta algunas características que son:

Tipos de batería:

Debes de saber que tipo de batería deseas para tu automóvil, algunas opciones son:
-Convencionales: de estas hay dos tipos que pueden ser sin o con mantenimiento, estas necesitan ser revisadas y rellenadas con agua destilada.
-De gel: tienen más potencia y durabilidad pero suelen ser un poco caras.
-De calcio: en esta el ratio de auto descarga es lento pero la desventaja es que si se sobrecarga se puede dañar.

La capacidad:

Esta se determina por el tipo de motor y la cantidad de funciones del auto (bluetooh, sensores de parqueo, tecnología de encendido y apagado, etc), la mayorias de fabricantes proveen baterías de mayor capacidad y la más recomendada es de 72 Ah, 540 A.

La Garantía:

Usualmente cuando se compra una batería de carro, dependiendo de la marca de la batería, las tiendas suelen dar de uno a cuatro años, en caso que nos falle la batería es importante guardar la poliza de garantía.

Testigo de carga:

Este indica la vida útil que le queda a la batería, al quitar las perillas podremos observar varios colores, si esta verde significa que la carga está completa, blanco o transparente necesita ser cargada y color negro que precisa ser cambiada.

Precio:

Para economizar algunos lempiras puedes hacer uso de Facebook o llamar para cotizar los diferentes precios que tienen los proveedores locales y no olvides preguntar sobre la garantía que te ofrecen.