Marchesa, la elegancia se pinta de rosa

La firma de moda le pone delicadeza y distinción a su primavera verano 2018

SAN PEDRO SULA. Octubre, un mes que cada año se pinta de rosa, también se viste de glamur con Marchesa, la firma de moda que está en el ojo del huracán tras el escándalo sexual del productor Harvey Weinstein en Hollywood.

Sus creaciones para la temporada primavera verano 2018 son sencillamente espectaculares sin ser dignas de llamarse alta costura.

Las modistas Georgina Chapman y Keren Craig se decantaron por el rosa en sus diversos degradé para estilismos propios de alfombra roja donde la inspiración está direccionada a la cultura oriental.

Un trabajo ricamente recamado con flores de glicina en organza de seda y el bordado de flores de cerezo diseñado en 3D destacan en los vestidos de amplia falda con capas y en caída recta en largos dramáticos y muy elegantes.

La organza, el chantillí, la transparencia, el tul, los flecos y las texturas más sólidas convergen en cada vestido creando un aura de suntuosidad en rosa, más de fantasía que nunca.

Los escotes de aberturas infinitas en V, así como lo tridimensional de los ornamentos florales en los corpiños crean un efecto de jardín encantado, principalmente por el degradé de matices, todos derivados del inconfundible color rosa. Marchesa, pese a estar en la cima, ahora su éxito está cuesta arriba tras la polémica desatada por Weinstein, esposo de la creadora y diseñadora Georgina Chapman.

marchesa2.1(800x600)
La organza, el chantillí, la transparencia, el tul, los flecos, convergen en cada vestido.

Fotos tomadas del site de Marchesa