La flamenca colección de Alberta Ferreti.
La flamenca colección de Alberta Ferreti.

Influjo flamenco en la moda

El encaje, las mangas farol, los vuelos y vestidos estilo gitana son solo algunos de los aportes del flamenco a la moda de hoy


Mantones de Manila, mantillas de encaje, siluetas goyescas, trajes de luces, vestidos de gitana, capotes, peinetas, abanicos, pendientes y collares con filigrana son el denominador común de muchas de las colecciones vistas en las pasarelas más importantes, desde Nueva York a París.
En los últimos años, Ralph Lauren,Moschino, Givenchy, Carolina Herrera o Hermes se han fijado en España para crear colecciones en las que el patrón del vestido de Sevilla y los volantes respiran poderío.
Este año, diseñadores de todo el mundo añaden a sus propuestas guiños con sabor español, pero no es la primera vez. Yves Saint Laurent fue unos de los primeros en introducir mangas de farol, mantones estampados y encajes en una de su colección a finales de los años 70 del pasado siglo.
Esta temporada, Joseph Altuzarra, Dolce&Gabbana, Rodarte Cavalli, Burberry, Gucci, Alberta Ferreti, Alexander Wang o Dior son algunas de las firmas que ahondan en el riqueza del folclore del sur de España para confeccionar prendas que derrochan alegría que seducen al primer golpe de vista.

DG web(800x600)
Dolce Gabbana



Diseñadores que aman los volantes. Esa impronta también está presente en las creaciones de los españoles Juana Martín, Palomo Spain, Juan Vidal o ManéMané, diseñadores que rebuscan en sus raíces para dar protagonismo a su tierra.
Las pinturas de Goya, “El romancero gitano” de Lorca, las corridas de toros o el traje de torero, inspira a los creadores de tal forma que se crean importantes corrientes.
Así, el encaje, tejido que se utiliza para confeccionar las mantillas, prenda popular en España que las mujeres utilizan para cubrirse la cabeza en procesiones de Semana Santa o en corridas de toros, está presente en muchas creaciones modernas.
Poco a poco, el encaje ha ido evolucionado y, ahora, esta mantilla de blonda o encaje de seda es sinónimo de romanticismo y sensualidad. Coloreado en negro, esta temporada se impone en vestidos, blusas y top crop, basta con examinar las colecciones de Dolce&Gabanna.
“En esta nueva línea sigo con el uso de los volantes. Soy español, del sur, y me encantan los volantes y los volúmenes. Los hombres no han llevado nunca volantes y yo quiero llevar una camisa con volantes, la necesito”, explica Alejandro Gómez Palomo.
Este diseñador es el alma de la firma Palomo Spain y apuesta por los lunares y los volantes en prendas de género neutro, es más, va un paso más allá, concediendo a los hombres el derecho a llevar volantes, muchos volantes, y colores y materiales vibrantes y femeninos.