Segundas oportunidades a los trajes de fiesta

Una experta nos enseña cómo podemos reutilizar esos costosos conjuntos que hemos comprado para ciertas galas

La mayoría de las mujeres gastan una barbaridad de dinero en looks para eventos especiales, que al final se acaban acumulando en los armarios porque no se vuelven a utilizar.

Esto pasa porque se invierte en piezas que se alejan de la imagen habitual.

Que levante la mano quien pueda decir que lo que compró para la última boda, se lo ha vuelto a poner recientemente, y es que son muy pocas las que de verdad saben sacar partido a una prenda utilizada para las llamadas “BBC”, bodas, bautizos y comuniones.

El problema es que se compra pensando en un fondo de armario que algún día te podrá salvar para una ocasión especial, pero realmente es un gasto innecesario, ya que lo más seguro es que para el próximo evento familiar se decida comprar otro conjunto, porque no se pueden ver otra vez con el mismo vestido. Reutilizar estas prendas en muchas ocasiones no es fácil, por eso Rebeca Ávila, editora de Workingoutfits, una web especializada para la imagen de la mujer en el ámbito profesional, comparte alguna de sus claves y consejos para saber aprovechar estas prendas.

Para ella, la clave está en la “versatilidad” de las mismas y cree que es necesario pensar en el probador si es algo que se va a poder utilizar en otro momento que no sea el temido “evento”, es decir, el día a día en la oficina. Pero sin duda alguna queda demostrado que las combinaciones que funcionan son:

Un vestido sencillo (midi o corto), una bonita falda lisa, unos estilosos pantalones palazzo, una blusa con algún que otro detalle (sencillo), un blazer o un mono de lo más chic, que serán los que den más opciones para brillar no solo en las “BBC” sino cualquier día del año. EFE

Las claves: calidad y minimalismo en un solo color

1. La calidad en la prenda es también un factor importante, ya que hay que ir con la mentalidad de que es algo que va a volver a poner, y por lo tanto tiene que durar.

2. Según esta estilista, se debe apostar por prendas con cortes sencillos y mejor en monocolor, lo que permite una mejor combinación y no llaman tanto la atención como lo haría un modelo estampado.

3. Si los colores son neutros es, incluso, más favorable porque son tonos perfectos para ir a la oficina, entre ellos el azul marino, blanco, cuarzo o verde agua, entre otros.

4. “Menos siempre es mas”, y los estilismos minimalistas deben ser los elegidos para cualquier ocasión. Los complementos pueden variar y adoptar un millón de combinaciones posibles que es lo que hace que se conviertan en los protagonistas.

5. El pantalón, vestido, blusa o blazer, siguiendo los consejos de la estilista y compensado con complementos informales, son piezas que brindan la oportunidad de reinterpretar un look que estaba pensado para otro acto social que no fuese el día a día.

http://workingoutfits.com/
Sitio dedicado a la imagen de la mujer profesional de manera integral, donde encontrarás consejos de estilismo y belleza.