Más noticias

Hondureños mutilados en "La Bestia" reclaman justicia

Una caravana liderada por una docena de progreseños reclama ante las autoridades mexicanas por sus promesas incumplidas.

La caravana tiene ya tiene casi dos semanas de viajar por México
La caravana tiene ya tiene casi dos semanas de viajar por México

México DF

En su primer intento de emigrar a EUA perdieron algo más que las ilusiones pero lo vuelven a intentar. Una docena de hondureños mutilados en el tren de carga conocido como “La Bestia” iniciaron una gira por México para denunciar el abandono de las autoridades.

Partieron de El Progreso el 26 de febrero y su meta es llegar hasta Washington y entrevistarse con el mismísimo Barack Obama. “Imposible no es. Imposible es que me crezca la pierna de nuevo”, explicó a LA PRENSA José Luis Hernández, presidente de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (Amiredis).

dt.981(800x600)
Los miembros de la caravana reposan en albergues para migrantes.

Promesas vacías

El sábado se manifestaron en la plaza del Zócalo, en Ciudad de México. Este lunes fueron hasta el Senado para pedir explicaciones por el incumplimiento de un compromiso del Gobierno mexicano para facilitarles un visado humanitario.

“Logramos hablar con un secretario de Asuntos Migratorios. El miércoles obtendremos una respuesta”, añadió Hernández. El acuerdo, alcanzado en abril de 2014, otorgaría a los mutilados el derecho a cruzar el país hasta la frontera sur o a establecerse en México con su familia y aplicar para un trabajo. “No han cumplido por que no les ha dado la gana” lamenta con amargura.

Otro objetivo es llamar la atención ante el aumento de los retenes en la frontera con Guatemala, una exigencia de EUA tras la crisis de los menores no acompañados. Hernández denunció que la medida no es efectiva. “Eso no evita la migración. La migración se evita con empleo, becas y oportunidades. Si antes había que caminar un día para evitar los retenes ahora tendrán que ser ocho o diez. Sin agua ni comida. Eso va a ser un cementerio”, añadió.

Sin ayudas

La caravana se personó en la embajada de Honduras para tramitar el visado a EUA y, de paso, quejarse por el trato que reciben. “Sólo les interesan los migrantes cuando llegan las remesas”, dice Hernández. Aún no saben cómo pagarán el pasaje hasta la frontera pues no reciben ayudas pero aseguran que nada los va a detener. “Vamos con fe y perseverancia. No es fácil lo que hemos sufrido”, sentencia.

Hernández, de 28 años, perdió una pierna, un brazo y parte de la otra mano en 2005 mientras viajaba en "La Bestia". "Me desmayé cuando ya estaba a punto de llegar a Chihuahua y caí. Llevaba 20 días casi sin dormir ni comer ni beber". Sin nada que perder y ante la imposibilidad de labrarse un futuro en su país Hernández lidera, ahora, esta expedición de una veintena de hombres que "con fe y perserverancia", intenta cumplir el sueño interrumpido de cruzar la frontera.

dt.979(800x600)
José Luis Hernández es el presidente de Amiredis.