Más noticias

Yadira Cubero: “Cuando me enamoro, soy una mujer leal”

<p>La abogada Inés Yadira Cubero habla de su carrera, el amor y sus retos.</p>

Su discreta y sublime imagen de mujer contrasta con su talento en la actuación, su entrega a la solidaridad, liderazgo femenino y hasta su personalidad férrea y directa cuando le toca defender la ley porque es una abogada, y ahora notaria, de mucha honorabilidad.

Nació bajo el signo de Aries, que para muchos significa fuego. Vivir en Rosa la describiría diferente. A simple vista Inés Yadira Cubero parece ser una mujer de aire, por su suave carácter, amabilidad y sobre todo, una sencillez que enamora.

Aceptó la invitación de posar como nunca antes para el artista de la fotografía Jorge Gonzales. Pocas veces se ha maquillado tan exuberante y mucho menos lucido su cabello con gran donaire, pero la gran estilista Jessica Lanzz asumió el reto y lo logró.

Todo esto fue para conocer los secretos de mujer que esconde esta profesional de la abogacía que ha enfrentado amenazas de muerte, ha defendido lo correcto y ha condenado los delitos buscando ante todo la justicia.

El diseñador Sergio Paz ha encontrado en ella su musa y la vistió con esculturales diseños creados exclusivamente para esta producción. Tenía que estar espléndida porque Inés Yadira reveló hasta su lado amoroso, detalles jamás antes contados en ninguna entrevista o perfil donde se han destacado sus logros, proyectos y metas.

Fuerte ante la vida

Su vida converge entre los éxitos y los sinsabores. No todo es color de rosa. Hace algunas semanas estaba nerviosa porque debía enfrentar una terna de emblemáticos magistrados de la Corte Suprema de Justicia para defender su inteligencia y cualidades y obtener su condición de notaria. Lo logró por unanimidad: 15 de 15.

De pronto, la zozobra volvió a ella cuando el fantasma de la inseguridad y la criminalidad se apareció a través de un mensaje anónimo donde se le advertía que solo tenía 72 horas de vida. Hace algunos años fue víctima de un atentado criminal y casi pierde la vida y esta no es la primera vez que recibe amenazas de muerte.

“Me preocupa la actual inseguridad que enfrenta el país, en la que toda familia hondureña se ve inmersa. Soy prueba de ello. Nadie es ajeno a esta situación desde atentados criminales, secuestros, robos, muertes y otros delitos. Es altamente preocupante también la crisis económica y financiera que enfrenta el país”.

A pesar de que ha tenido que enfrentarse a la adversidad, Inés Yadira no se ha dado por vencida y sigue demostrando de qué madera está hecha. “Admiro a las personas que luchan contra los problemas de la vida y que ven en cada obstáculo la oportunidad para salir adelante. Yo no me doy por vencida. Jamás lo haré porque creo en la justicia, pero más en la que viene de Dios. A nuestro Padre Celestial no se le escapa nada y siempre está en mi vida”, afirma contundente.

Mujer exitosa

Es una abogada que ha marcado historia en el país porque es la primera jueza que dictó una sentencia de cadena perpetua en Honduras al condenar a dos policías por un robo seguido de asesinato. Se graduó siendo muy joven. Por su dedicación y tenacidad, obtuvo el título en tres años, tiempo récord.

“Después de graduarme continué estudiando y la verdad como dice el decálogo del abogado, “estudia que el derecho se modifica constantemente y si dejas de estudiar serás cada día menos abogado” y esa frase la tengo bien marcada, así que procuro actualizarme lo más que me es posible”.

Gracias a esta premisa, tiene postgrados en derecho penal y procesal penal, nueve maestrías y actualmente se profesionaliza aún más con una en derecho procesal civil.

“Considero que son muchos los logros gracias a mi estudio. Soy parte de la escuela de formadores de la Corte Suprema de Justicia y del Ministerio Público, soy catedrática universitaria y he trabajado en cargos públicos”.

Pero ella, que tiene un currículum vitae impresionante en estudios y hasta un doctorado en derechos humanos, pareciera ser una mujer extremadamente ocupada pero como es tan organizada tiene tiempo para actuar en el teatro, para hacer solidaridad a través del Club Rotario San Pedro Sula y es fiscal de la fundación Integrar.

Pero aunque es bella, joven y exitosa, el verdadero amor no ha tocado a su puerta. “Me confieso una eterna enamorada del amor y cuando me enamoro creo que soy una mujer leal a mis sentimientos” pero pese a su optimismo, esa media naranja no ha llegado a su vida ya que continúa soltera.

“En mis propósitos a futuro está casarme y formar una familia. Ahora mismo estoy enfocada en otros horizontes. Dios me dará la persona adecuada en el momento preciso. Hasta ahora no ha llegado, aunque en las puertas de mi corazón han tocado hombres extraordinarios de muy buenas familias, con principios y valores, pero creo que el destino aún no me tiene deparado el indicado”, confiesa.

En su vida no hay tiempo para descansar. Mucho menos para darse por vencida pese a la adversidad. El amor pareciera estar en un segundo plano porque la pasión por su carrera y sus múltiples ocupaciones la tienen enamorada de la vida y de los éxitos.

Inés Yadira es una mujer feliz y muy moderna. Vive totalmente marcada por las leyes, el cariño de su familia, de su vida y de todo aquello que la llena como ser humano.

Hace algunos meses culminó la obra de teatro El Embustero donde personificó a Magdalena, una solterona amargada y en cada función, su participación fue un éxito rotundo por las ovaciones que recibía del público que admiró la trama del Círculo Teatral Sampedrano.

Los miércoles tiene una cita ineludible en su agenda. Se trata de la sesión del Club Rotario San Pedro Sula, donde destaca como una socia integrada, comprometida y líder y siempre está presta a ayudar en los diferentes proyectos que emprende la directiva y fiel al cometido de Rotary Internacional sobre el voluntariado.

Sus títulos académicos

Primaria

En la escuela Lempira de colonia Los Castaños. Se graduó de
sexto grado en 1989.

Secundaria

Instituto San Vicente de Paúl como bachiller en ciencias y letras en el año de 1994.

Universidad

Abogacía en la Unah, (Universidad Nacional Autónoma de Honduras) en San Pedro Sula en 1997.
Maestría

En derecho penal y procesal penal en el 2001. Se tardó dos años en lograr este nuevo título. Especialidad De 2002 a 2012 ha sacado diez maestrías en diferentes ramas de las ciencias jurídicas y sociales.

Postgrados

Tiene quince sobre derechos humanos, derecho laboral, constitucional, mercantil y otras ramas.

doctorado En derecho público

con la Atlantic International University

en el año de 2005.
actual Está concluyendo su maestría en derecho procesal civil y se gradúa a mediados del 2013.