Memorable concierto de los Niños Cantores de Viena en Honduras

El coro internacional conquistó a sampedranos en una noche única, magistral y de voces puras.

El Coro de los Niños Cantores de Viena y la Orquesta Filarmónica Nacional de Honduras deleitaron a los presentes con su talento. Fue una fusión histórica de talento.
El Coro de los Niños Cantores de Viena y la Orquesta Filarmónica Nacional de Honduras deleitaron a los presentes con su talento. Fue una fusión histórica de talento.

San Pedro Sula, Honduras.

Voces caídas del cielo que transmitieron paz, emociones y desbordaron aplausos y elogios. Así se resume el concierto de gala que ofrecieron en una única presentación el coro de Los Niños Cantores de Viena.

Unas 700 personas llegaron a aclamarlos. No importó el torrente lluvioso. El cafetorium de la Escuela Internacional Sampedrana estaba lleno de gente que aplaudió de principio a fin a los 26 cantores que también intercalaron participación con la Orquesta Filarmónica de Honduras.

La cumbre de la noche fue la interpretación del Danubio Azul, tema que con acordes del grupo y las voces infantiles, transportaron a un momento de fantasía a los asistentes. Otro de los temas famosos que encantó fue Cielito lindo, como parte de canciones del mundo que incluyen los pequeños cantores.

Fue impactante ver además la unión artística de tres directores internacionales: Oliver Stech de Austria; Jorge Gustavo Mejía de Honduras, y el húngaro-norteamericano Laszlo Marosi.

Los fondos recaudados serán invertidos en las necesidades del Instituto Sampedrano de Educación Especial Isee, que dirige Norma Facussé de Kattán.

La Prensa