VIDEO: Repartidor de pizza de 89 años recibe propina de 12 mil dólares

El carisma y la amabilidad de este hombre se robó el corazón de miles de personas.

Derlin Newey recibió con lágrimas la propina que le hizo su familia de Tik Tok.
Derlin Newey recibió con lágrimas la propina que le hizo su familia de Tik Tok.

Estados Unidos.

Derlin Newey, un repartidor de pizza de 89 años, se llevó la sorpresa de su vida al recibir una propina de 12 mil dólares por parte de un grupo de sus clientes habituales.

La televisora KSL TV, afiliada de CNN, en Utah, Estados Unidos, estuvo ahí para captar el momento en que la familia Valdez llamó a la puerta de la casa de Newey para entregarle la ayuda económica.

El repartidor de pizzas de 89 años trabaja para Papa John’s unas 30 horas a la semana y comenzó en dicho trabajo después de darse cuenta de que no podía vivir únicamente de la seguridad social.

Además lea: alumnos avisan a profesor que hay un fantasma detrás de él

También se ha convertido en una estrella en ascenso de TikTok gracias a la familia Valdez, quienes inspirados por su amabilidad, lo grababan cuando llegaba a dejarles la pizza de una manera muy peculiar.

Esta familia explicó que siempre preguntan por él cuando piden pizza y comenzaron a grabar sus entregas como videos de TikTok en su canal @vendingheads.

"Es una locura. Todo el mundo lo ama", dijo Carlos Valdez. La familia afirma que su frase distintiva con cada entrega es: "Hola, ¿estás buscando algo de pizza?".

Esta familia decidió acudir a sus 53 mil seguidores para hacer un colecta y brindarle esta ayuda económica a Newey, pues reconocen que no debería estar trabajando tanto a su avanzada edad.



Rápidamente pudieron recaudar 12 mil dólares y le presentaron un cheque firmado de parte de su "Familia de TikTok".

La acción tomó por sorpresa al repartidor, quien con lágrimas en el rostro agradeció el gesto de estas personas con él, "no sé qué decir, excepto gracias", dijo Newey.

"Solo tenemos que tratar a las personas con amabilidad y respeto como él lo hace. Nos robó el corazón", expresó la familia Valdez.

La Prensa