Más noticias

El grave error que cometió Trump con la reina Isabel II

El magnate rompió el protocolo real al tocar a la reina durante el banquete de gala ofrecido en su honor.

VER MÁS FOTOS
La reina Isabel II ofreció un banquete de gala en el palacio de Buckingham en honor a Trump./AFP.
La reina Isabel II ofreció un banquete de gala en el palacio de Buckingham en honor a Trump./AFP.

Londres, Inglaterra.

La monarquía británica desplegó toda su pompa para dar la bienvenida al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al inicio de una visita de Estado al Reino Unido en la que el mandatario republicano ha levantado polémica por romper nuevamente el protocolo con la reina Isabel II.

Trump, que ya había sido criticado el año pasado por caminar delante de la reina mientras pasaban revista a las tropas en el palacio de Buckingham, ha vuelto a cometer un grave error durante un banquete de gala que la monarca británica ofreció en su honor.

Tras un brindis en el que Trump halagó a la reina como "una mujer formidable", y mencionó "la amistad eterna entre nuestros dos pueblos", el magnate le dio pequeñas palmadas en la espalda a Isabel II, a quien no se debe tocar bajo ningún concepto, según el estricto protocolo real.

La reina pareció no incomodarse con el gesto de Trump, a quien agradeció su visita al Reino Unido, junto a su esposa Melania y el resto de familia.

Vea: Melania Trump eclipsa con su belleza a la realeza británica

Trump no sería el primero en cometer este grave error con la soberana británica. Ya en en 2009, la ex primera dama Michelle Obama rodeó con su brazo a Isabel II en el Palacio de Backingham, pese a que el protocolo dicta que nadie debe tocar a la reina.

Obama recordó el episodio en su libro de memorias 'Becoming', afirmando que "aquello fue una reacción humana totalmente natural de la que no me arrepiento".