Beneficios de hacer ejercicio cuando estás embarazada

Durante el embarazo es muy importante cuidarte, tanto para que tu bebé crezca y se desarrolle correctamente, como para mantenerte en forma.

/

SAN PEDRO SULA.

Hacer ejercicio durante el embarazo ya no es tabú. De hecho, la actividad física durante el embarazo no sólo se acepta, sino que se recomienda. Por supuesto, la condición es que estés saludable, te sientas bien y tengas permiso médico.

Algunos estudios científicos recientes han demostrado que el ejercicio regular no sólo es bueno para la madre, sino también para el bebé. Hacer ejercicio durante el embarazo tiene una buena influencia en el peso, la composición corporal, la salud cardíaca y el sistema nervioso del bebé; y no solo durante la gestación, también durante su infancia.

Beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo:
-Alivia problemas comunes del embarazo como el dolor de espalda, problemas de postura y estreñimiento.
-Aumenta la cantidad de oxígeno en tu cuerpo y el de tu bebé.
-Ayuda con el esfuerzo del parto y facilita volver a tu figura de antes de estar embarazada más rápido y más fácilmente.
-Fortalece el sistema cardiovascular, haciéndote sentir más en forma.
-Puede ayudarte a prevenir estrías, coágulos de sangre y varices.
-Mejora la calidad del descanso.
-Aumenta la sensación de bienestar y alivia los cambios de humor y el estrés.
-Reduce el riesgo de diabetes gestacional.

El ejercicio también tiene un efecto positivo en el control de peso durante el embarazo. Existe la creencia de que las mujeres embarazadas pueden comer todo lo que quieran porque tienen que comer por dos.

Pero ésta es una verdad a medias. Aunque es importante asegurarte de que tú y tu bebé recibís los nutrientes necesarios durante el embarazo, tener sobrepeso o muy poco peso puede causar daños a tu cuerpo o a tu bebé.

Las embarazadas que tiene sobrepeso o son obesas tienen mayor riesgo de diabetes y de tensión alta. Por otro lado, no comer lo suficiente puede llevar a tener un bebé poco desarrollado y aumentar el riesgo de parto prematuro.

El deporte y el embarazo:

Deberías:
-Tener el permiso de tu ginecólogo o ginecóloga antes de empezar a hacer ejercicio.
-Evitar deportes con riesgo de caída o lesiones (como el esquí, la escalada, la equitación, las artes marciales, el buceo, el surf, etc.)
-Evitar deportes de contacto (como el fútbol, el balonmano, el baloncesto, etc.).
-Evitar cargar pesos.
-No participar el deportes de competición ni carreras.
-Evitar actividades de montaña en altitud (> 2500 m).
-Dejar de hacer ejercicio si sientes mareos, náuseas, dolor o cualquier tipo de molestia

Cómo hacer ejercicio durante el embarazo:
En los embarazos saludables, la mujer puede continuar haciendo ejercicio con la frecuencia en que lo hacía antes de estar embarazada. Sin embargo, la diferencia más importante es la intensidad del entrenamiento.

Los médicos y matronas recomiendan ejercicio moderado. Esto se traduce en que puedes hacer ejercicio, pero nunca deberías llegar a estar exhausta. Si puedes mantener una conversación con alguien mientras haces ejercicio, es una buena señal de que estás entrenando a intensidad moderada.

Como regla general, no debes exceder el 70% de tu frecuencia cardíaca máxima para tu edad (220 menos tu edad).

La Prensa