Lo que debes hacer y comer para evitar las piernas cansadas

Los alimentos diuréticos y descansar con las piernas en alto es esencial para dejar atrás esta sensación.

SAN PEDRO SULA.

El calor, una cantidad indecente de horas de pie, una mala alimentación... las causas de la sensación de piernas cansadas pueden ser varias, y aunque muchas veces el ritmo de nuestra vida no nos permite combatirla tanto como nos gustaría, siempre podemos intentar añadir a nuestra rutina pequeños hábitos que nos ayuden a ello.

Las piernas cansadas tienen mucho que ver con una mala circulación de las piernas. Explica el doctor Juan José Vidal Insua, especialista en Angiología y cirujano vascular del Hospital Vithas Vigo que debemos entender que hay dos conceptos que se engloban en la palabra «circulación». «Por un lado está la circulación arterial, que alimenta a los músculos de las piernas y nos permite caminar sin detenernos a descansar en trayectos cortos», comenta y continúa: «Por otro lado, está la circulación venosa, que es el flujo de retorno por las venas de esa sangre que ya ha hecho su función de aportar nutrientes y vuelve a oxigenarse a los pulmones».

La recomendación del doctor, a la hora de elegir cómo combatir la mala circulación, es decantarnos por un deporte en el que el movimiento de las piernas sea el objetivo central. Pero, afirma que tan solo con caminar podemos alcanzar nuestro objetivo.

Deportes que mejoran la circulación de las piernas
Si queremos algo más específico, podemos elegir algún deporte de bajo impacto para mejorar la circulación de las piernas y, por ende, evitar las piernas cansadas. Entre estos podemos encontrar la natación y el aguagym, perfectos para las épocas de más calor, así como el yoga, el spinning o el patinaje. Todos ellos son deportes que ayudan a la circulación, así como ayudan a fortalecer nuestro cuerpo.

En el campo de la alimentación, debemos seguir dos máximas para evitar las piernas cansadas: evitar los alimentos altos en sodio e incluir en nuestra dieta los alimentos diuréticos. Estos, explica la nutricionista María Eugenia Fernández, con aquellos, especialmente frutas y verduras, que nos ayudan a eliminar el exceso de agua del organismo a través de la orina. Si queremos incluirlos en nuestro día a día, podemos decantarnos por los alimentos considerados diuréticos naturales, como por ejemplo: pera, pepino, remolacha, apio, sandía o espárragos.

Desde la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) han editado un manual en el que dan consejos para evitar las piernas cansadas, especialmente en verano. En esta guía, se explica que la exposición prolongada al sol y el calor son dos de los factores agravantes en la dilatación y circulación lenta de la sangre en las venas.

Siete consejos básicos para evitar las piernas cansadas
Estos son los siete consejos básicos para evitar la sensación de piernas cansadas:

1. Descansar con las piernas en alto (por encima del corazón), durante dos o tres veces al día, así como evitar tenerlas cruzadas cuando estamos sentados.
2. Dormir con las piernas elevadas, se pueden poner en unos cojines.
3. Adoptar una dieta baja en calorías y rica en fibra, para evitar el sobrepeso y el estreñimiento.
4. Hacer ejercicios que estimulen la movilidad de las piernas. «Cuando se está muchas horas de pie es aconsejable hacer ejercicios con las piernas como ponerse de puntillas o caminar sobre los talones», explican desde la SEFAC.
5. Evitar pasar un rato prolongado al sol, así como estar cerca de fuentes de calor.
6. Decantarse por un calzado cómodo, mejor cerrado, y evitar los zapatos de tacón.
7. No usar ropa ajustada, para favorecer que la piel transpire.

La Prensa