Limones y otras frutas cítricas, ricas en vitamina C y antioxidantes

Las frutas cítricas, tan presentes en la dieta mediterránea, son ricas en vitamina C y en compuestos bioactivos, muy beneficiosos para el organismo.

SAN PEDRO SULA.

Estos alimentos son ricos en vitamina C y en compuestos bioactivos, sustancias a las que se les atribuyen funciones favorables para el organismo. En cuanto a su consumo, se recomienda en crudo y en fresco, aunque también es usual tomarlos en forma de zumos, y sus aceites esenciales son muy valiosos para repostería y coctelería.

El limón. El limón es originario de China e India y fue introducido en la cuenca mediterránea por los árabes.

Hay muchas variedades según el tamaño y el color de su fruto, aunque en España el que más se consume es el grande amarillo, con una cáscara gruesa y un tanto rugosa, muy aromática, y cuya pulpa tiene escasas semillas.

El momento ideal de producción es entre febrero y septiembre, aunque está disponible en nuestros mercados todo el año.

A la hora de comprar buenos limones deben ser firmes, que parezcan pesados para su tamaño. De color verde a amarillo, piel brillante, con aroma fuerte a cítricos y sin arrugas por desecación.

En cuanto a su conservación, se pueden dejar perfectamente a temperatura ambiente durante varias semanas, pero se deshidratan fácilmente en ambientes muy secos.

¿Ayuda el agua con limón en ayunas a adelgazar?
En los últimos tiempos se ha extendido la creencia de que beber un vaso de agua con limón en ayunas ayuda en la pérdida de peso y desintoxica el organismo. Sin embargo, Laura González lo deja claro: es solo un mito.

Frutas-Naranjas-Obesidad-Adelgazamiento-Nutricion_472713882_147503733_1024x576(1024x768)

Otras frutas cítricas: naranja y mandarina. La naranja y la mandarina son las frutas cítricas más consumidas.

La temporada de la naranja de zumo va de noviembre a septiembre y la de la naranja de mesa de octubre a junio. Sin embargo, la de las mandarinas se inicia antes, en septiembre, y dura hasta mayo, dependiendo de la variedad.

Para elegir las mejores hay que seleccionarlas igual que los limones, bien hidratadas, piel brillante, con aroma fuerte a cítricos y sin arrugas por desecación.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, destacan por ser ricas en vitamina C y fuente de fibra. Además, al igual que otros cítricos, contienen compuestos bioactivos propios de la familia, como los carotenos y flavonoides.

La fruta, mejor entera que en zumo. Laura González, responsable de Nutrición y Salud de Nestlé, señala que el consumo excesivo de zumos y licuados de frutas pueden potenciar el consumo de azúcares libres e incrementar el riesgo de obesidad.

“Masticar los alimentos hace que sus nutrientes, entre ellos los azúcares, se absorban más lentamente, además de aportar una mayor sensación de saciedad. Si se toman en forma de zumo no se debería exceder de un vaso de 150 mililitros al día”, expone la nutricionista.

Recuerda que los néctares y otras bebidas de fruta, contengan o no azúcar añadido, no están dentro de las recomendaciones de cinco piezas de fruta y verdura al día, y se deben evitar.
Esto no ocurre con el que contienen las frutas y hortalizas enteras, además de que contienen fibra.

La Prensa