¿Sudar realmente hace que te pongas en forma?

Los indicadores que determinan si un entrenamiento es efectivo son la intensidad y su duración

SAN PEDRO SULA.

El sudor y el deporte son una unión casi irrompible. Si pensamos en el ejercicio físico, nos viene a la mente alguien casi doblado, cansado y por supuesto, sudando. Pero, ¿Realmente hace falta sudar para «ponernos en forma», ¿Para que una sesión de ejercicio de sus frutos?

Más que el sudor, un factor que varía según hablemos de una persona y otra, debemos tener en cuenta el tiempo e intensidad empleados durante un entrenamiento. Así lo explica el entrenador personal Ángel Carmona (@musclewinner), que lo primero que indica es que «ponernos en forma» es algo relativo, pues depende de lo que cada uno entiende por ese término. «Lo mínimo a entrenar para que una persona mejore su condición física serían 20-25 minutos diariamente durante al menos tres o cuatro días a la semana», indica el entrenador.

También, habla sobre la importancia de papel que juega la intensidad a la hora de planificar una sesión de ejercicio. «Deberíamos entrenar a alta intensidad combinando ejercicios de fuerza con ejercicios cardiovasculares. Un ejemplo serían los famosos HIIT (High Intensity Interval Trainging)», explica.

¿Cuánto hay que entrenar para estar en forma?
A la hora de determinar cuántos días son los adecuados para entrenar cada semana, Ángel Carmona advierte que es dar una respuesta concreta, ya que todo depende de nuestra condición física inicial, así como nuestro peso, edad, alimentación o sistema hormonal. Aun así, su recomendación es «entrenar mínimo tres veces a la semana para notar cambios estéticos».

En lo relativo al sudor, de nuevo es un factor que depende de la persona de la que hablemos. «En general, los hombres sudan más que las mujeres, porque tienen menos glándulas sudoríparas y producen más sudor en cada glándula», explica el entrenador. Asimismo indica que el volumen de sudor no indica lo en forma que está una persona, ni cuántas calorías ha quemado en esa sesión de entrenamiento. «Puedes haber realizado genial tu plan de ejercicios y no haber sudado en exceso. La práctica deportiva continua, el descanso nocturno y la alimentación equilibrada son los factores que de verdad tenemos que tener en cuenta», comenta.

¿Qué influye en sudar más o menos?
Pero, no solo influye nuestro sexo a la hora de sudar más o menos: también cumplen su papel la temperatura y la humedad del sitio donde hacemos ejercicio. «Aun así, generalmente las glándulas sudoríparas hiperactivas en lugares como las axilas, las manos, los pies y la cara tienen la culpa de la cantidad que sudamos», recuerda.

Por último, el entrenador personal habla sobre el principal beneficios de sudar, ya que su función no es la de molestar, sino que es el principal mecanismo de termorregulación que tiene el cuerpo. También, desmitifica la idea de que, al sudar, liberamos muchas toxinas. «Es cierto que clásicamente se ha creído que el sudor es uno de los mecanismos de excreción que tiene nuestro organismo, pero en realidad, en la composición del sudor encontramos básicamente agua (95-99%)», comenta y concluye: «La cantidad de toxinas eliminadas por el sudor es mínima e insignificante».

La Prensa