Por qué la cuerda es el mejor ejercicio para quemar calorías

Este ejercicio, que favorece la coordinación y aumenta la agilidad y velocidad, nos enseña a controlar nuestra respiración y pone todo el cuerpo en movimiento, entre sus muchos beneficios.

/

SAN PEDRO SULA.

La cuerda es un excelente ejercicio cardiovascular, perfecto para quemar calorías, fortalecer el corazón o recuperar masa ósea: «Brazos, piernas, abdomen... Con la cuerda, todo el cuerpo entra en movimiento», apunta Alex García, director de Fit Club, un gimnasio boutique de entrenamientos personalizados.

Seguro que en tu infancia, en las clases de educación física del colegio y en tu casa, contabas con una cuerda de saltar.

Esta cuerda, que se coge por los manguitos, solíamos tenerla en nuestros tobillos para dar saltos hacia adelante, pero solo los más atrevidos se atrevían a saltar hacia atrás o incluso, en vez de dar saltos sin moverse del sitio, avanzar en el camino como si de una carrera se tratase.

Alex García aconseja su uso como entrenamiento particular, pero también para iniciar un calentamiento: «Saltar a la cuerda es un ejercicio muy habitual en una tabla de ejercicios para calentar y activar el cuerpo justo antes de comenzar a practicar deporte, ya que se involucra cada músculo de tu cuerpo en el ejercicio», explica el experto.

Por qué hay que saltar a la cuerda
Varios estudios han demostrado que se pueden quemar cerca de mil calorías por hora, y en comparación con otras actividades, saltar a la cuerda es uno de los ejercicios cardiovasculares más efectivos.

«Dependiendo del sexo y la corpulencia, una persona puede llegar a quemar hasta 750 calorías por hora. Será un gran beneficio para nuestro día a día. Además, fortaleceremos piernas, glúteos y abdomen, pero también nos ayudará en la pérdida de grasa y mejorará la densidad ósea», comenta Alex García.

1560271166_757045_1560271342_noticia_normal(1024x768)

«Se verá implicado en mayor medida todo el tren inferior del cuerpo ya que continuamente realizamos el impulso con glúteos, piernas y gemelos. Los brazos y el core harán un trabajo en menor medida, pero mejoraremos en coordinación y equilibrio», dice el entrenador personal.

Para realizarlo correctamente, Alex García aconseja comenzar con una movilización en las articulaciones, en especial, en tobillos, muñecas y rodillas: «Hay que elegir el material adecuado, así como la longitud de la cuerda, y debes practicarlo con la espalda recta, los hombros relajados y brazos pegados al cuerpo y la mirada al frente».

Entre otras cosas, recuerda mantener las rodillas ligeramente flexionadas para amortiguar el golpe y no sufrir lesiones: «Además de eso, mantén activado el core durante toda la sesión de entrenamiento», recomienda el entrenador para mejorar la realización del ejercicio.

Entrenamiento dirigido a todas las edades
Saltar a la cuerda se ha convertido en un ejercicio que se realiza a cualquier edad, comenzando desde pequeños hasta adultos con más de 60 años.

Sin embargo, este no es un ejercicio que en entrenador personal Alex García aconseje a personas entradas en edad muy adulta... «No apuntaría que saltar a la cuerda es el mejor ejercicio para personas mayores de 40 años ya que a esa edad suelen pasar factura muchas lesiones acumuladas con 20 o 30 años pero en caso de estar plenamente bien es 100% recomendable para mejorar su capacidad cardiovascular y controlar su respiración», cuenta.

Asímismo, este ejercicio, como cualquier otro, se desaconseja a aquellas personas que tengan lesiones ya que el impacto que produce el salto agravará dicha lesión. «En caso de que la persona, tenga la edad que tenga, esté en buena forma física y con ganas para saltar, ¿por qué no hacerlo? Es totalmente recomendable», concluye.

Beneficios de saltar a la cuerda:
-Ayuda a perder peso y es un poderoso ejercicio cardiovascular.
-Involucra cada músculo del cuerpo y mejora la resistencia.
-Ayuda a eliminar líquidos.
-Favorece la coordinación y aumenta la agilidad y la velocidad.
-Elimina el estrés y mejora el control de nuestra respiración.

La Prensa