Más noticias

Un control estricto de la presión arterial podría ayudar a salvar a los cerebros que envejecen

El tratamiento intensivo de la hipertensión redujo de forma significativa el riesgo de deterioro cognitivo leve

Estados Unidos

Mantenerse agudo y evitar la demencia podría depender, en parte, de hacer todo lo posible por mantener la hipertensión a raya.

Eso encuentra un estudio reciente que sugiere que un control estricto de la hipertensión podría ayudar a prevenir la demencia.

En el estudio, investigadores del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS) de Estados Unidos usó IRM para evaluar los cerebros de cientos de pacientes con hipertensión.

Encontraron que las personas que recibían un control "intensivo" de su hipertensión mostraban una ralentización en la acumulación de ciertas lesiones en la materia blanca del cerebro, en comparación con las personas que recibieron el tratamiento "estándar" para la presión arterial.

Esas lesiones en la materia reflejan cambios en el interior profundo del cerebro, señaló un equipo dirigido por el doctor Clinton Wright, director de la División de Investigación Clínica del NINDS.

Investigaciones anteriores han sugerido que las personas con hipertensión tienen un mayor riesgo de acumulación de lesiones en la materia blanca, y también de deterioro mental y demencia, apuntó.

El estudio, financiado por el NINDS, se publicó en la edición del 13 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association.

Llevar las cifras de la presión arterial a unos niveles sanos "redujo de forma significativa la acumulación de lesiones en la materia blanca en las personas que tenían unas mayores probabilidades de experimentar este tipo de daño porque tenían hipertensión", comentó Wright en un comunicado de prensa del NINDS.

El estudio también encontró que los pacientes que recibieron un control intensivo de la presión arterial tenían una pérdida ligeramente mayor de volumen cerebral, en comparación con las personas que recibieron el tratamiento estándar. El efecto se observó sobre todo en los hombres.

Pero esa pérdida fue en general pequeña y su significado clínico no está claro, dijeron los investigadores.

Los pacientes del estudio se inscribieron en el Ensayo de intervención en la presión arterial sistólica (SPRINT, por sus siglas en inglés) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) De Estados Unidos. En el ensayo participaron casi 9,300 personas de a partir de 50 años.

Un estudio anterior del mismo equipo de investigación encontró que el tratamiento intensivo de la hipertensión redujo de forma significativa el riesgo de deterioro cognitivo leve, que con frecuencia es un precursor de la demencia.

En el ensayo, el tratamiento "estándar" de la hipertensión redujo la presión arterial sistólica (el primero de los dos números que se miden durante un examen) a menos de 140 mm Hg. El tratamiento "intensivo" fue más allá, y redujo la misma lectura de la presión arterial por debajo de los 120 mm Hg.

En general, los datos "respaldan a unas evidencias crecientes que sugieren que controlar la presión arterial no solo podría reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y de enfermedad cardiaca, sino también de pérdida cognitiva relacionada con la edad", comentó el director del NINDS, el Dr. Walter Koroshetz.

"Insto firmemente a las personas a conocer su presión arterial y a hablar con el médico sobre cómo optimizar el control. Podría ser una clave de su salud cerebral futura", afirmó en el comunicado de prensa.

"Estos hallazgos sobre las lesiones en la materia blanca, sobre todo en el control agresivo de la presión arterial, son alentadores a medida que seguimos avanzando en la ciencia de comprender y abordar las complejidades de las enfermedades del cerebro, como el Alzheimer y las demencias relacionadas", aseguró el Dr. Richard Hodes en el comunicado de prensa. Hodes es director del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Los investigadores añadieron que el próximo paso es examinar cómo controlar la presión arterial podría afectar a la acumulación de lesiones en la materia blanca en regiones críticas del cerebro que son afectadas por los trastornos cerebrales relacionados con la edad, y qué factores podrían hacer que algunas personas sean más sensibles al tratamiento de la hipertensión.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la hipertensión.