Más noticias

Los hombres pueden tomar el control de su salud de estas cinco formas

Ir al médico de forma regular le ayuda a detectar enfermedades de forma temprana

El hombre debe asistir una vez al año a una cita médica.
El hombre debe asistir una vez al año a una cita médica.

Estados Unidos

Muchos hombres deben cuidar mejor su salud, y pueden hacerlo con unos pocos y sencillos pasos, aseguran los expertos.

"Es frecuente que los hombres eviten ir al médico hasta que tienen un problema grave de salud", comentó el doctor James Heckman, médico de atención primaria en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston. "Permanecer sano quizá solo sea cosa de cambiar los hábitos".

Esos hábitos comienzan con visitas regulares al médico.

"Ir al médico de forma regular significa que tiene un punto de referencia para las pruebas de detección importantes", señaló Heckman en un comunicado de prensa del centro médico. "Eso incluye de todo, desde el colesterol hasta la detección del cáncer y la osteoporosis".

Además, asegúrese de comer bien. Una dieta baja en grasa y rica en frutas y verduras puede ayudar a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluso de cáncer de próstata.

"Para una buena salud prostática, coma frutas y verduras", comentó en el comunicado de prensa la doctora Aria Olumi, jefa de cirugía urológica en el Beth Israel.

No fume. Además de dañar el corazón y los pulmones, fumar se vincula con alrededor de la mitad de todos los cánceres de vejiga.

"Los factores de riesgo del cáncer de vejiga como la edad, el sexo, la raza y los antecedentes familiares no se pueden controlar", dijo Olumi. "Pero sin duda dejar de fumar puede reducir su riesgo".

Duerma lo suficiente. Eso significa al menos siete horas por noche.

Y recuerde que la salud mental está conectada con la salud física. Protéjala. La enfermedad mental afecta tanto a los hombres como a las mujeres, pero los hombres quizá sean menos propensos a hablar sobre sus sentimientos y a buscar ayuda.

"Los síntomas de salud mental con frecuencia parecen ser problemas físicos, como un pulso acelerado, una opresión en el pecho, dolores de cabeza continuos o problemas digestivos", añadió Heckman, "Hablar con un profesional o un ser querido sobre el estrés y otros problemas puede resultar muy útil".

Más información

La Oficina de Prevención de la Enfermedad y Promoción de la Salud de EE. UU. ofrece más información sobre la salud de los hombres.