Más noticias

La ciencia afirma que sonreír sí mejora el estado de ánimo

Las expresiones faciales puedan influir en los sentimientos emocionales

Sonreír puede hacer que la gente se sienta más feliz.
Sonreír puede hacer que la gente se sienta más feliz.

Estados Unidos

Esto podría hacerlo sonreír: cambiar esa mala cara por una sonrisa sí hace que las personas se sientan un poco mejor, concluyen unos investigadores.

Aunque la mayoría de nosotros quizá lo sepamos instintivamente, los académicos no siempre han estado tan seguros.

"La sabiduría convencional nos dice que podemos sentirnos un poco más felices si simplemente sonreímos. O podemos ponernos de un humor más serio si fruncimos el ceño", comentó el investigador principal, Nicholas Coles, estudiante de postgrado en psicología social en la Universidad de Tennessee, en Knoxville.

"Pero los psicólogos en realidad han discrepado respecto a esta idea durante más de 100 años", anotó Coles en un comunicado de prensa de la universidad.

La controversia sobre la teoría se avivó en 2016, cuando 17 equipos de investigadores no pudieron replicar un experimento bien conocido que afirmaba que había mostrado que sonreír puede hacer que la gente se sienta más feliz.

Se necesitaba un conjunto mucho más amplio de datos, apuntó Coles.

"Algunos estudios no han encontrado evidencias de que las expresiones faciales puedan influir en los sentimientos emocionales", dijo. "Pero no podemos enfocarnos en los resultados de ningún estudio en particular. Los psicólogos han evaluado esta idea desde principios de los 70, y quisimos ver todas las evidencias".

Entonces, Coles y sus colaboradores analizaron casi 50 años de datos de 138 estudios que intentaron determinar si las expresiones faciales pueden afectar al estado de ánimo de las personas. Los estudios incluyeron a más de 11,000 personas en todo el mundo.

La conclusión de los investigadores es que las expresiones faciales sí tienen un pequeño efecto en los sentimientos: sonreír hace que las personas se sientan más felices, fruncir el ceño hace que se sientan más enojadas, y torcer la boca hacia abajo hace que se sientan más tristes.

El estudio se publicó en la revista Psychological Bulletin.

Coles enfatizó que nadie debería tirar sus antidepresivos y simplemente comenzar a sonreír.

"No creemos que las personas puedan hacerse felices sonriendo", añadió. "Pero estos hallazgos son emocionantes, porque ofrecen una pista sobre cómo la mente y el cuerpo interactúan para conformar nuestra experiencia consciente de las emociones. Todavía nos queda mucho por aprender sobre estos efectos de retroalimentación facial, pero este metaanálisis nos acerca un poco más a comprender cómo funcionan las emociones".

Más información

HelpGuide.org ofrece consejos para alcanzar la felicidad.