Más noticias

¿Dieta, ejercicio o ambas cosas?

En su dieta debe reducir la grasa saturada o aumentar las frutas y verduras

Aumente el ejercicio o reduzca el tiempo ante pantallas.
Aumente el ejercicio o reduzca el tiempo ante pantallas.

Estados Unidos

No hay duda de que una dieta malsana y un estilo de vida sedentario ponen a su salud en riesgo, pero cuando esté pensando en mejorar, ¿debe cambiar uno o ambos a la vez?

Los investigadores de la Universidad del Noroeste encontraron que no solo es factible, sino más efectivo, cambiar las conductas malsanas simultáneamente. Se pidió a distintos grupos de participantes que realizaran un par de cambios. Uno implicaba a la dieta: reducir la grasa saturada o aumentar las frutas y verduras. El otro implicaba a la actividad: aumentar el ejercicio o reducir el tiempo ante pantallas.

Todos los participantes recibieron coaching remoto para ayudarlos con la motivación, pero a los que los asignaron a comer más productos frescos y a pasar menos tiempo con sus aparatos tuvieron el mayor éxito al lograr que los cambios perduraran.

Los investigadores continuaron con otro estudio que observó la realización simultánea de todos los cambios: aumentar los productos frescos mientras se reducía la grasa saturada, y hacer más ejercicio al mismo tiempo que se reducía el tiempo ante las pantallas. Añadieron un componente de smartphone junto con el coaching, y encontraron que los participantes que persistieron en el programa pudieron cumplir todas las metas a lo largo del estudio de nueve meses.

Un estudio distinto de la Universidad de Stanford encontró que los participantes que mejoraron el ejercicio y la dieta al mismo tiempo mejoraron en ambas áreas. También alcanzaron las metas de completar 150 minutos por semana de actividad física, consumir las porciones recomendadas de frutas y verduras cada día, y limitar la grasa saturada a un 10 por ciento de las calorías diarias.

Los que se enfocaron primero solo en mejorar la dieta tuvieron más dificultades para establecer una rutina consistente y llegar a las metas de aptitud física cuando comenzaron a hacer ejercicio. Los que comenzaron a hacer ejercicio y luego cambiaron la dieta al final cumplieron las metas clave, pero no tuvieron tanto éxito como las personas que hicieron ambas cosas desde el principio.

¿La moraleja? Cuando controle las calorías, asegúrese de también incluir al ejercicio en su menú.

Más información

Puede leer todos los detalles del estudio más reciente de la Universidad del Noroeste, llamado Elegir mejores opciones 2 (Make Better Choices 2) para obtener ideas que puede probar.