Más noticias

¿El Apple Watch podría detectar una fibrilación auricular peligrosa?

La fibrilación auricular ocurre cuando unos impulsos eléctricos anómalos hacen que las cámaras superiores del corazón, las aurículas, tiemblen y tengan espasmos

Koszalin, Poland - July 22, 2015:  A black 42mm stainless steel Apple Watch witch sports band. Apple Watch is a smart watch, developed by Apple Inc.
Koszalin, Poland - July 22, 2015: A black 42mm stainless steel Apple Watch witch sports band. Apple Watch is a smart watch, developed by Apple Inc.

Estados Unidos

Ese Apple Watch nuevo que recibió en estas fiestas podría potencialmente avisarle sobre un problema cardiaco que usted ignoraba que tuviera.

El reloj contiene un electrocardiograma (ECG) sencillo que registra el ritmo cardiaco y que puede detectar la presencia de la fibrilación auricular, un latido cardiaco irregular que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) e insuficiencia cardiaca.

Más de 400,000 usuarios del Apple Watch se inscribieron en un estudio dirigido por la Universidad de Stanford que busca determinar la precisión con que la tecnología portátil detecta la afección.

"Es un estudio único impulsado por los consumidores", señaló el doctor Matthew Martínez, presidente del Consejo de Deportes y Ejercicio del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology). "Creo que nos dará mucha información magnífica".

Al menos una persona afirma que el Apple Watch ya le avisó sobre el latido cardiaco irregular, que es potencialmente peligroso.

Ed Dentel, un hombre de 46 años de edad de Richmond, Virginia, actualizó el software de su Apple Watch a principios de mes, y le sorprendió cuando la aplicación de ECG de inmediato le dio un aviso, declaró a ABC News.

"La aplicación dio una alarma sobre la fibrilación auricular desde el inicio; no es algo sobre lo que hubiera oído antes, pero como tengo una salud bastante buena y nunca he tenido un problema antes, no me preocupé demasiado", dijo Dentel. "Pensé que habría algún error, así que lo apagué todo y me fui a la cama".

El reloj sonó de nuevo cuando Dentel se lo puso durante el desayuno a la mañana siguiente. Condujo a un centro de atención urgente cercano, donde los médicos confirmaron el informe del reloj.

"Me enfrentaba a un caso de fibrilación auricular que no sabía que tenía, y del que probablemente no me habría enterado pronto", aseguró Dentel.

La fibrilación auricular ocurre cuando unos impulsos eléctricos anómalos hacen que las cámaras superiores del corazón, las aurículas, tiemblen y tengan espasmos.

La sangre puede acumularse en las cámaras del corazón afectadas por la fibrilación auricular, aumentando el riesgo de coágulos sanguíneos que provocan ACV. Con frecuencia, a las personas con fibrilación auricular les recetan anticoagulantes.

Apple comenta que su reloj contiene sensores ópticos y electrodos integrados que miden el flujo sanguíneo y las señales eléctricas del corazón. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos anunció en septiembre que le había dado la luz verde a dos aplicaciones médicas creadas por Apple para que funcionaran en el reloj.

Pero el dispositivo no tiene la sofisticación necesaria como para detectar los problemas cardiacos más complejos, aseguró el doctor John Rumsfeld, jefe de innovación del Colegio Americano de Cardiología.

"No puede decirle si está sufriendo o no un ataque cardiaco o ACV. No puede predecir si tendrá o no una enfermedad cardiaca más adelante", dijo Rumsfeld. "No está diseñado para ir más allá del ritmo cardiaco".

Además, cualquiera que reciba un aviso preocupante del reloj debe consultar al médico para recibir más evaluación, añadió.

"Tendremos que confirmarlo", dijo Rumsfeld. "No es un dispositivo médico. Es un dispositivo de salud del consumidor. Podría darle una señal, pero eso no significa que tenga un problema. Tendrá que hacer que lo evalúen".

Tanto Martínez como Rumsfeld creen que el Apple Watch es un precursor del futuro, en términos de la tecnología portátil que ayuda a controlar la salud. El reloj cuesta de 400 a 500 dólares.

"Que Apple entre al mercado de la salud digital es todo un hito", aseguró Rumsfeld. "Creo que es un momento importante en la historia de la salud digital para el consumidor. Lo recordaremos y diremos que fue tan solo el principio".

Los pacientes ya llevan la información del Apple Watch al médico para que la interprete, dijo Martínez, jefe asociado de cardiología en el Instituto Cardiaco de Lehigh Valley en Allentown, Pensilvania.

"Veo a muchos deportistas de mediana edad que traen sus datos y preguntan qué significa este latido, la alarma sonó, qué significa", comentó Martínez. "A veces la forma en que manejamos el volumen de llamadas telefónicas es abrumadora".

Esas preguntas resaltan una de las desventajas potenciales de usar un ECG portátil, dijo Martínez.

"El lado negativo de esto es que creo que conllevará cierta ansiedad", advirtió Martínez. "La retroalimentación constante puede hacer que algunas personas se pongan ansiosas".

Por otro lado, esos dispositivos podrían ofrecer información valiosa a los médicos, aseguró Rumsfeld.

Por ejemplo, se podría utilizar el reloj para registrar con qué frecuencia la fibrilación auricular afecta a una persona.

"Esto podría ser muy útil para nosotros, porque de otra forma no tenemos una idea de la frecuencia con que entran y salen del ritmo", apuntó Rumsfeld. "Esto podría ser una herramienta para la gestión de los pacientes con fibrilación auricular".

Pronto, Martínez podrá saber en carne propia qué se siente al tener esos datos: Santa le trajo un Apple Watch en Navidad.

"Voy a probarlo para entender qué son las alarmas y la retroalimentación", dijo Martínez. "Creo que también hará que pueda diseminar mejor el mensaje. El mejor experto es quien lo está haciendo, ¿no?".

Más información

La Universidad de Stanford ofrece más información sobre el Estudio cardiaco de Apple.