Más noticias

Tomar pastillas de aceite de pescado en el embarazo podría significar unos niños más fuertes y más sanos

El uso de aceite de pescado a finales del embarazo tiene un impacto en la masa ósea y muscular

Tomar complementos de aceite de pescado es bueno para a embarazada y el bebé.
Tomar complementos de aceite de pescado es bueno para a embarazada y el bebé.

Estados Unidos

Tomar complementos de aceite de pescado en el embarazo podría traducirse en un crecimiento más sano en los niños en los primeros seis años de vida, sugiere un nuevo estudio.

"Este estudio resalta el hecho de que la exposición en el útero puede tener un efecto profundo en el feto que perdure a lo largo de la niñez", planteó la Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"En la última década, se ha enfatizado a los pacientes la importancia del aceite de pescado y de los ácidos grasos omega 3", explicó Wu, que no participó en el estudio.

"El uso de aceite de pescado a finales del embarazo tiene un impacto en la masa ósea y muscular. Aunque esos niños son más grandes, no presentan unas tasas más altas de obesidad", añadió Wu.

En el estudio, los investigadores siguieron a 736 mujeres embarazadas en Dinamarca que tomaron complementos de aceite de pescado o de aceite de oliva a diario a partir de la semana 24 del embarazo, hasta una semana después de dar a luz.

Se evaluó a los niños 11 veces entre su nacimiento y los 6 años de edad. Aquellos cuyas madres tomaron los complementos de aceite de pescado durante el embarazo sostuvieron un índice de masa corporal (IMC) más alto entre los 1 y los 6 años de edad.

Pero el IMC más alto no se debió a un mayor porcentaje de grasa, sino a unos mayores porcentajes de masa de músculo magro y ósea, encontraron los investigadores.

A los 6 años, los niños cuyas madres tomaron complementos de aceite de pescado durante el embarazo tenían 395 gramos más de masa total, 281 gramos más de masa magra y 10 gramos más de contenido mineral óseo que los niños cuyas madres tomaron aceite de oliva durante el embarazo, mostraron los hallazgos.

"La composición corporal a los 6 años de edad de los niños que recibieron los complementos de aceite de pescado se caracterizaba por un aumento proporcional en la masa magra, ósea y de grasa, lo que sugiere un efecto general de estimulación del crecimiento", escribieron en el informe los investigadores, dirigidos por Hans Bisgaard, de la Universidad de Copenhague.

Pero los hallazgos solo mostraron una asociación, y no probaron que las pastillas de aceite de pescado provocaran un crecimiento más sano en los niños.

Según la doctora Jill Rabin, codirectora de la división de atención ambulatoria, los Programas de Salud de las Mujeres y los Servicios PCAP en Northwell Health, en New Hyde Park, Nueva York, "en el embarazo y más allá, un consumo adecuado de pescado es importante para el desarrollo humano normal, y este trabajo sin duda amplía la literatura".

Pero Rabin, que no participó en el estudio, añadió algunas salvedades sobre los hallazgos.

La población estudiada fue relativamente homogénea, y "los hallazgos [sobre el índice de masa corporal] no eran el objetivo del estudio (el objetivo principal fue la respiración sibilante o el asma en los niños), el crecimiento fue un hallazgo secundario", explicó Rabin. "Pero sin duda, este sólido trabajo amplía la literatura y prepara el camino para investigaciones adicionales sobre este interesante tema".

El informe de Bisgaard y sus colaboradores se publicó en línea el 4 de septiembre en la revista BMJ.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre un crecimiento sano.