Más noticias

¿Qué supone una mayor amenaza: los lobos, los osos, los tiburones o el perro de la familia?

Los perros son la segunda causa más habitual de muerte relacionada con un animal no venenos

/

Estados Unidos

Los perros, los animales de granja y los insectos, no los animales salvajes, son la causa de la muerte de mayoría de los residentes en Estados Unidos. que pierden la vida a consecuencia de un encuentro con animales, según un estudio reciente.

El estudio reportó que 1,610 personas en Estados Unidos fallecieron como resultado de un encuentro con animales entre 2008 y 2015.

"Es importante destacar que la mayoría de estas muertes no se deben en realidad a animales salvajes como los pumas, los lobos, los osos, los tiburones, etc.", dijo el investigador principal del estudio, el doctor Jared Forrester.

Más bien, son "un resultado de encuentros letales con animales de granja, de anafilaxia por picaduras de abejas, avispas o avispones, y de ataques de perros", dijo Forrester, que trabaja en el Departamento de Cirugía de la Universidad de Stanford.

"De modo que, aunque es importante que las personas que vayan a lugares salvajes sepan qué hacer cuando se encuentren con un animal que podría ser peligroso, el riesgo real de muerte es bastante bajo", dijo Forrester.

Forrester hizo sus comentarios en un comunicado de prensa de la revista Wilderness & Environmental Medicine, que publicó el estudio en su edición de marzo.

La tasa de mortalidad total a partir de encuentros con animales "se ha mantenido relativamente estable" desde la última vez que se realizó este análisis, que cubrió el periodo de 1999 a 2007, comentó.

La acción de los animales no venenosos conformó el 57% de las muertes observadas en el último análisis. En la mayoría de los casos estuvieron implicados animales que los investigadores clasificaron como "otros mamíferos", que incluye a los gatos, los caballos, las vacas, otros animales de ganado, los cerdos y los mapaches.

La investigación previa ha mostrado que la mayoría de muertes provocadas por "otros mamíferos" se producen en las granjas, y los caballos y el ganado conforman el 90% de dichos accidentes en las granjas.

"La prevención de encuentros letales con animales de granja debería ser una iniciativa de salud pública con una mejor promoción y un mayor respaldo", dijo Forrester. "La agricultura y la ganadería siguen siendo un sector con un déficit de reportes de lesiones relacionadas con el trabajo, y existe la oportunidad de mejorar las medidas de seguridad y los reportes de lesiones en las granjas de Estados Unidos.".

Los perros son la segunda causa más habitual de muerte relacionada con un animal no venenoso, encontró el estudio. Los niños menores de 4 años de edad tenían la tasa más alta de mortalidad relacionada con los perros, con 4.6 muertes por cada 10 millones de personas. Esa tasa fue casi el doble de alta que la del siguiente grupo más vulnerable (las personas mayores de 65 años) y cuatro veces mayor que la de los otros grupos de edad.

"El lastre de la mortalidad de los niños pequeños por encuentros con perros sigue siendo preocupante", dijo Forrester. "Se trata de muertes que se pueden prevenir".

Los animales venenosos conformaron unas 86 muertes al año durante el periodo de estudio. La mayoría de ellas fueron provocadas por avispas, abejas y avispones.

A fin de reducir este tipo de muertes, según Forrester, las personas que sepan que son alérgicas a las picaduras de insectos deberían llevar consigo un dispositivo de suministro de epinefrina a todas horas.

"Con un estimado de 220,000 visitas anuales al departamento de emergencias y casi 60 muertes al año debido a las picaduras de avispones, avispas y abejas, es fundamental disponer de tratamientos efectivos y asequibles [para las personas con reacciones alérgicas a las picaduras]", afirmó.