Durazno, una fruta dulce y sabrosa

Sáquele provecho a este fruto y prepare una variedad de platillos dulces y exquisitos.

 El durazno contiene betacarotenos, carotenoides y polifenoles, así como vitaminas A, B1, B2 y C, además de potasio, fósforo y magnesio.
El durazno contiene betacarotenos, carotenoides y polifenoles, así como vitaminas A, B1, B2 y C, además de potasio, fósforo y magnesio. /

San Pedro Sula, Honduras

El durazno es una deliciosa fruta que la puede encontrar muy rozagante en el supermercado o en lata.

Lo más admirable de este fruto es que todo el año puede incluirlo en sus platillos, pues los duraznos en almíbar se conservar por largo tiempo. Con su aterciopelada piel conquista a muchos, pero son sus atributos los que mantienen la atención de la gente, pues contiene nutrientes rejuvenecedores, por ello en China se le considera un símbolo de longevidad.

Bueno
El durazno contiene betacarotenos, carotenoides y polifenoles, así como vitaminas A, B1,
B2 y C, además de potasio, fósforo y magnesio.

Té frío de durazno

Ingredientes:
6 sobres de té negro
6 tazas de agua caliente
1 lata de duraznos en almíbar cortados en mitades
1 1/2 tazas de jugo de durazno
1 cucharada de jengibre rallado
El jugo de 1 limón
Hielo en cubos (en cantidad al gusto)

Preparación:
Infusionar el té en el agua caliente durante tres minutos; retirar las bolsitas y dejar enfriar.
En una jarra aplastar seis mitades de durazno junto con el jugo de durazno, el jugo de limón y el jengibre.
Agregar el resto del durazno, los cubos de hielo y el té preparado; servir.

*Otra opción es hacer una granita con durazno y menta:

Ingredientes:
4 vasos de agua
Hojas de menta fresca, lavadas
¾ tazas de miel
4 duraznos maduros cortados en mitades
¼ taza de jugo de limón

Preparación: En una olla, poner a hervir la menta la miel, y dejar cocinar durante tres minutos. Retirar la menta de la infusión obtenida, y agregar los duraznos. Licuar y agregar el jugo de limón. Verter la preparación en un molde y llevar al congelador hasta que esté sólida. Retirar y raspar con un tenedor, para obtener la granita.

mt durazno 140117 (2)(800x600)

Pay


Ingredientes:
2 libras de duraznos maduros
1 libra de pasta de hojaldre (la puede adquirir en las panaderías o supermercados)
1 paquete de flan de vainilla
3/4 taza de azúcar

Preparación:
En una olla hervir cinco tazas de agua. Agregar los duraznos y cocinar por tres minutos, sacar inmediatamente y enfriar en otra cacerola bajo el chorro del agua fría. Pelar y después cortar en gajos, separándolos del hueso. Poner unas dos cucharadas de harina en la mesa donde va a estirar la pasta.

Dividir esta en dos partes; estirar una de ellas hasta formar un círculo y forrar con ella un molde de pay.
Espolvorear el fondo de la pasta con el contenido del paquete de flan; distribuir allí los pedazos de durazno y añadir encima el azúcar. Estirar la otra parte de la pasta de hojaldre, exactamente como lo hizo con la primera, y cubrir con ella el molde. Con un cuchillo cortar el sobrante de la pasta y marcar el borde del pay con los dientes de un tenedor. Por último, barnizar el pay con un pincel y un poquito de leche o huevo batido. Hornear a 250 grados centígrados durante unos 30 minutos. Frío o caliente, sabrá igualmente delicioso.

mt durazno2 140117 (3)(800x600)

Postre


Ingredientes:
1/2 taza de mantequilla amarilla a temperatura ambiente
1 taza de azúcar
1 cucharada de extracto de vainilla
2 huevos
1 1/4 tazas de harina
4 duraznos rebanados
Azúcar glas (la necesaria)

Preparación:
En un tazón mezclar la mantequilla y el azúcar. Agregar la vainilla y el huevo.
Integrar todos los ingredientes y añadir la harina.
Mezclar hasta obtener una masa e incorporar los duraznos.
Verter en moldes previamente engrasados y hornear a 200 grados centígrados por 20 minutos.
Pasado ese tiempo, sacar, dejar enfriar y servir con azúcar glas.

mt durazno2 140117 (2)(800x600)

Gelatina


Ingredientes:
2 tazas de yogur natural
1 1/2 tazas de duraznos en almíbar
1/4 taza de miel de abeja
1 sobre de gelatina sin sabor
1/4 taza de agua
1/4 taza de fresas rebanadas

Preparación:
Licuar el yogur con los duraznos y el jarabe. En un recipiente hidratar la gelatina en el agua; una vez humectada, disolver a baño María.

Integrar la gelatina a la mezcla de yogur y revolver muy bien. Verter en un molde y refrigerar hasta cuajar. Servir con fresas.

La Prensa