La controvertida red social Parler anuncia estar de nuevo disponible

Apple y Google retiraron de sus plataformas de descargas la aplicación, acusada de promover la violencia entre una parte de la ultraderecha estadounidense.

Según los ejecutivos de Parler, la red social cuenta con al menos 20 millones de usuarios. Foto AFP
Según los ejecutivos de Parler, la red social cuenta con al menos 20 millones de usuarios. Foto AFP

Washington, Estados Unidos

La red social conservadora Parler, muy apreciada por los seguidores del expresidente estadounidense Donald Trump, anunció este lunes que volvía a estar disponible, más de un mes después de que las grandes compañías tecnológicas estadounidenses impidieran su funcionamiento.

Apple y Google retiraron de sus plataformas de descargas la aplicación, acusada de promover la violencia entre una parte de la ultraderecha estadounidense, después de que partidarios de Trump asaltaran el Congreso en Washington el 6 de enero.

Amazon Web Services (AWS) decidió, por su parte, dejar de alojarla en sus servidores.

LEA: Alerta: Versión falsa de WhatsApp roba información de los usuarios

"Parler fue creada para ofrecer una red social que protegiera la libertad de expresión y destacara el respeto de la vida privada y los intercambios de ideas", declaró en un comunicado Mark Meckler, director general interino de Parler.

El directivo añadió que se negaba a que "decenas de millones de estadounidenses fueran silenciados".

Parler, que dice tener 20 millones de usuarios, precisó que volvía a funcionar para quienes ya disponen de su aplicación.

Los nuevos usuarios tendrán que esperar hasta la próxima semana para poder usar la plataforma.

ADEMÁS: Instagram suspende cuentas cuyos nombres habían sido robados

En las demás redes sociales, algunos usuarios señalaron este lunes que tenían problemas para conectarse, sobre todo propietarios de dispositivos de Apple.

El asalto del 6 de enero dio lugar a una revisión crítica de la presencia de Donald Trump y de grupos ultraderechista en las redes sociales.

Facebook y Twitter vetaron las cuentas del expresidente y de muchos de sus seguidores vinculados al movimiento conspirativo QAnon que propagaban noticias falsas, entre ellas que Joe Biden había sido elegido gracias a un fraude electoral masivo.

La Prensa