Más noticias

Marcas chinas le ponen ojo a sistema de Huawei

Fabricantes como Oppo y Xiaomi estudian pasarse al nuevo software en caso de recibir su propio veto de Estados Unidos

El sistema operativo propio de Huawei, conocido como Hongmeng OS, podría convertirse en una alternativa para otros fabricantes chinos que resulten afectados por un eventual veto de Google.
El sistema operativo propio de Huawei, conocido como Hongmeng OS, podría convertirse en una alternativa para otros fabricantes chinos que resulten afectados por un eventual veto de Google. / Foto: AFP

Redacción LP

El veto de Google a Huawei por el cual esta última ya no podrá acceder al sistema operativo Android, parece estar teniendo un efecto dominó.

Poniendo las barbas en remojo, otros fabricantes chinos siguen con interés el desarrollo de Hongmeng, el sistema operativo con el que Huawei se dispone a sustituir el software de la compañía estadounidense.

La movida tiene mucho sentido en el clima de guerra comercial entre China y los Estados Unidos: si le sucedió a Huawei, ¿quién puede decir que no le sucederá a ellos?

Es por eso que empresas como Xiaomi y Oppo estarían probando ya el Hongmeng OS (llamado también Ark OS) en un esfuerzo por estar preparadas para el caso que les toque lidiar con una eventual restricción al sistema Android.

Sistema propio

Obligada a sacar adelante sus planes de contingencia, Huawei no tardó mucho en hacer público su sistema operativo propio y de hecho, lo ha estado registrando en diversos países, con miras a su eventual implementación.

Esta situación supone sin duda un fuerte golpe para Google. Hay que recordar que firmas como Xiaomi y Oppo representan las marcas cuarta y quinta del mercado mundial de teléfonos móviles, las que se encuentran muy bien posicionadas en el importante mercado chino, un mercado en el que Google perdería participación (y millones de dólares) si estas marcas de pronto dejan de lado Android.

De momento no tenemos una confirmación oficial de ninguno de los dos fabricantes, en el sentido de que están considerando abandonar Android en favor del sistema de Huawei, pero esta es una posibilidad que no puede descartarse.

Primera víctima

El veto de Estados Unidos a Huawei ya tuvo su primera vista en la forma del retraso indefinido de su nuevo modelo de computadora portátil, la MateBook, que estaba prevista para este mes de junio.

Aunque este aparato no usa Android, sí tiene componentes de Intel y Microsoft, que también podrían quedar restringidos para Huawei.

Si bien la empresa asegura que se trata de un retraso y no de una cancelación de producto, si el veto continúa tal vez tenga que crear un sistema operativo para sustituir a Windows.{