Más noticias

Exigirán a tecnológicas que faciliten acceso a datos privados

Iniciativa busca que agencias judiciales o de gobierno puedan eludir los sistemas de encriptación

La iniciativa busca que las tecnológicas incorporen 'puertas traseras' en sus productos o servicios, a fin de que las autoridades pueden acceder a información guardada en teléfonos u otros dispositivos.
La iniciativa busca que las tecnológicas incorporen 'puertas traseras' en sus productos o servicios, a fin de que las autoridades pueden acceder a información guardada en teléfonos u otros dispositivos.

Redacción

La privacidad en internet parece encaminada a convertirse en un lujo del pasado.

Las grandes compañías tecnológicas, que se enorgullecen de crear sistemas de encriptación de datos para proteger a las personas que usan sus productos o servicios, podrían verse de pronto ante la incómoda situación de tener que crear “puertas traseras” para que un ente judicial o de gobierno pueda acceder a información potencialmente valiosa para una investigación.

Ahora, una iniciativa liderada por Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, conocida como “Five Eyes” (“Cinco Ojos”), se plantea exigir a las tecnológicas el desarrollo de mecanismos para descifrar los sistemas de encriptación. La premisa de esta iniciativa es “la privacidad no es absoluta”.

Las autoridades que impulsan esta iniciativa argumentan que los sistemas de encriptación de extremo a extremo, como los que utilizan aplicaciones como WhatsApp o Telegram, con frecuencia son usadas por criminales para proteger sus actividades ilícitas debido a su alto grado de privacidad.

El asunto puede terminar en acciones legales o la promulgación de nuevas legislaciones para obligar a las empresas de tecnología a cumplir con las exigencias de las autoridades.

Si otros países siguen el ejemplo de “Five Eyes”, los ciudadanos pueden esperar un futuro en el que su privacidad quedará expuesta, no solo a prácticas cuestionables de las empresas (como en el caso de Cambridge Analytica), sino también a criterios legales impuestos por los gobiernos.