Los nuevos televisores de Samsung se camuflan con su entorno

La nueva tecnología QLED se encuentra en el corazón del hogar conectado

Los televisores QLED se mezclan muy bien con el entorno en el que se encuentran.
Los televisores QLED se mezclan muy bien con el entorno en el que se encuentran.

Redacción

Un televisor que no parece un televisor. Esa parece ser la premisa de los nuevos televisores QLED de Samsung.

Gracias a esta tecnología, el aparato se camufla con el entorno que lo rodea, mezclándose de tal modo con él que puede que nos olvidemos de que está allí.

Esta transformación es posible gracias a su modo “ambiental”, el cual simula los colores y las formas y patrones del ambiente en el que se encuentra.

Esta característica le confiere un poco la función de un protector de pantalla, pues se activa cuando el propietario no está haciendo uso de aparato y gracias a su diseño mejorado, es más fácil montarlo sobre la pared como lo haríamos con un cuadro, es decir, sin dejar ningún espacio entre el televisor y la pared.

Para activar esta novedosa función es necesaria la aplicación Samsung SmartThings, luego se toma una foto del televisor colgado en la pared y la app se encarga de analizar el color y el brillo para entonces mostrarlo en la pantalla, imitando las tonalidades y las formas que se encuentren en las inmediaciones.

¿Puede encontrar el televisor en esta imagen?

Si lo prefieren, los usuarios pueden utilizar las imágenes preestablecidas o bien sus propias imágenes. Otras opciones incluidas en el modo ambientan son la función de tocar música, mostrar la hora, el pronóstico del tiempo o las noticias.

Otra ventaja adicional es que los televisores QLED eliminan esa maraña de cables que suele haber cerca del televisor en la mayoría de los hogares, reduciendo todo a un solo cables que transmite la alimentación eléctrica y los datos.

Samsung incluyó el asistente personal Bixby en sus televisores inteligentes, los cuales son capaces de interactuar con el resto de los dispositivos conectados, con lo que se transforma en una especie de “centro de control” que permite poner a lavar la ropa en la lavadora o echar un vistazo a lo que hay en el interior del refrigerador.

Se espera que los televisores estén disponibles este mismo mes en algunos mercados.

La Prensa