A prisión mandan a cuatro policías asaltantes

Inseguridad Agentes asignados al barrio La Granja de Tegucigalpa interceptaron a un comerciante, lo golpearon y le robaron L52 mi.

Cuatro policías de la posta de La Granja fueron detenidos por agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) acusados de robo agravado, tortura y privación de libertad, entre otros cargos.
Cuatro policías de la posta de La Granja fueron detenidos por agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) acusados de robo agravado, tortura y privación de libertad, entre otros cargos.

Tegucigialpa, Honduras

Detención judicial se dictó en los Juzgados de Letras de lo Penal en contra de cuatro agentes de la Policía Nacional acusados por los delitos de torturas, privación injusta de la libertad, robo agravado y violación a los deberes de los funcionarios.

Los acusados son José Edgardo Sierra, Johny Gerardo Ferrera Rodríguez, Franklin Misael Girón Barahona y José Luis Ortiz, todos asignados a la posta policial del barrio La Granja.

Asaltan a comerciante

Según la relación de hechos, la víctima viajaba en su vehículo, pero los cuatro uniformados le daban seguimiento debido a que él portaba 52 mil lempiras producto de sus actividades comerciales. A inmediaciones del Parque El Obelisco de Comayagüela, a unas pocas cuadras de la sede policial, los sujetos, haciendo uso de un carro 2.8, beige, propiedad de la Policía Nacional, interceptaron al comerciante, lo encañonaron y se lo llevaron raptado en su propio carro, mientras el otro les daba seguimiento.

Después de propinarle varios golpes y despojarlo de su dinero, el comerciante fue dejado en libertad, por lo que se presentó a la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), donde interpuso la denuncia.

Varios equipos policiales realizaron operativos en busca del vehículo, siendo ubicado en la posta de La Granja, por lo que se llamó a todos los agentes asignados, logrando la víctima identificar a sus agresores y el carro que utilizaron para cometer el asalto.

El comerciante fue evaluado por personal de Medicina Forense debido a que presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo. Los cuatro agentes fueron presentados ayer en los Juzgados de lo Penal, donde un juez de turno resolvió dictarles la detención judicial y enviarlos a la Penitenciaria Nacional Marco Aurelio Soto, en Támara.

La audiencia inicial quedó programada para el próximo martes, donde el Ministerio Público deberá aportar los medios de prueba en contra de los sospechosos.

La Prensa