Marcharán para recordar al periodista Nery Soto

Comunicadores piden justicia.

Olanchito, Yoro, Honduras.

El asesinato del periodista Nery Francisco Soto (32) ha conmocionado a miembros del gremio periodístico en el Litoral Atlántico y el Bajo Aguán, y ante la falta de respuestas de las autoridades se unirán este día para realizar una marcha pacífica en su honor y el de todos los comunicadores que han sido ultimados en Honduras.

Bety Verónica Rosales, presidenta de la Asociación de Periodistas de Atlántida, expresó a través de un comunicado la solidaridad de los periodistas de esta región hacia el reciente hecho que sacudió a la ciudad cívica. “Es un claro ejemplo del atentado del que está siendo objeto la libre expresión”, manifestó. Señaló que pretenden amedrentar al gremio y les preocupa la intolerancia a los señalamientos que existen en el país.

Investigación

Autoridades de la jefatura de Policía, en Olanchito, aseveraron que continúan sumando esfuerzos para lograr la captura de los asesinos de Nery Francisco Soto.

Fuentes allegadas al hoy occiso temen que el abordaje de los últimos temas que trató el comunicador pudieron haber provocado su muerte.

En su noticiero, que se transmitía por Canal 23 de Olanchito, este habría criticado los constantes apagones que sufre la población en el departamento de Yoro y el Bajo Aguán. Además, de la investigación que realizó sobre una banda delincuencial de esa zona.

La noche en que el comunicador fue ultimado, este había salido de su casa para guardar su motocicleta cuando en Olanchito se había interrumpido el servicio de la energía eléctrica por unas horas. El hecho se reportó a eso de las 9:20 pm del pasado jueves, cuando su esposa y dos hijas permanecían dentro de su vivienda ubicada en la colonia La Conquista.

Testigos informaron a la Policía que vieron a dos hombres subirse a una motocicleta cerca de la escena. Uno de estos le habría disparado al comunicador, mientras que el otro lo estaba esperando en una esquina para fugarse juntos. Sin embargo, autoridades no han aprehendido a ningún sospechoso por el hecho criminal.

La Prensa