Más noticias

“No soy homofóbico”: médico que agredió a transexual en Honduras

Rolando Medina asegura que no buscó agredir al gay, pero este lo sacó de sus casillas.

Rolando Medina lamentó el hecho y pide que no se le acuse de ser agresor.

San Pedro Sula, Honduras.

Que él no es homosexual ni homofóbico asegura Rolando Medina, médico recién egresado de la Universidad Católica de San Pedro Sula que protagonizó la madrugada del domingo pasado una pelea con el homosexual Darwin René Reyes, grabada por Canal 6.

Asegura que está consciente de que la violencia no fue el mejor método para resolver el conflicto con el servidor comercial del sexo, pero tuvo que “defenderse ante el ataque insistente” del gay, también conocido como Shakira.

Relato

Consideró injusto que se le acuse de ser una persona violenta y machista y afirma que tuvo que cerrar sus cuentas de redes sociales porque muchas personas le escriben amenazas. Incluso se ha tenido que esconder por miedo a represalias de la comunidad lésbico gay transexual. Así comienza el relato del joven de 27 años sobre los hechos:

“Vengo de la Villa Olímpica, cerca de El Polvorín, de dejar una compañera, ya que estábamos reunidos en un lugar. La hermana se quedó y ella es la dueña del carro azul que todos ven en el video.

Subo por el lado de la 11 avenida del barrio Suyapa y me detengo en el semáforo, donde estaba el antiguo cine Géminis, del bulevar Morazán. Esperando que el semáforo se ponga en verde, el carro se me apagó y no pude volver a encenderlo y tuve que buscar ser remolcado.



Estaba oscuro; eran aproximadamente las 11:30 pm y empiezo a llamar por teléfono. Mientras eso pasaba, llegó ese muchacho (transexual) y se pegó al espejo del carro y me preguntó ‘¿qué andas buscando?’. Yo le dije que nada, que me dejara tranquilo, que el carro me había dejado botado. El muchacho sigue insistiendo. Yo le digo ‘por favor, no estés molestando’ y el chavo se queda pegado en el vidrio, diciendo cosas, y yo no le hice caso, sino que quedo hablando por teléfono. Él se enojó y me empezó a insultar y a los minutos se fue”, relató el médico.

“Me quedé solo de nuevo y nadie llegaba a auxiliarme; entonces seguí llamando por teléfono. Llegó un muchacho que no conocía y que aparece en el video conmigo a auxiliarme.

Sigo en el carro y de repente escucho un golpe seco en el vidrio del vehículo. Era el mismo muchacho que regresó con un bloque. Agarró de nuevo el bloque y lo tiró; esta vez rompió el vidrio y me golpeó el hombro con el objeto.

Lea: “Miré la muerte”, dice transexual agredido por médico y militares

Allí me quité el cinturón y agarré el bastón de seguridad del timón y simulé que era un arma para amedrentarlo y salió huyendo. El muchacho que estaba allí me dijo que fuera a la posta de la Policía Turística para pedir ayuda; estaba muy asustado por lo que pasaba, pero allí nadie me ayudó. Salieron dos muchachos y eran los del canal de televisión que grabaron el relajo. Vamos hacia el carro y en eso llegó la Policía Militar, de casualidad porque nadie los llamó. Se bajaron del vehículo y me preguntaron qué fue lo que pasó; les mostré el vidrio roto y les expliqué; desde allí yo ya estoy acompañado con la persona que me ayudó y la dueña del carro, que llegó.

Los militares me llaman y ya estaban con el travesti y me notificaron que nos tenían que llevar a los dos. Me dicen ‘te rompió el vidrio porque no le pagaste....’. Yo me molesté y les pedí pruebas porque mi carro estaba varado, con el tonó abierto.

En lo que me subo al carro de los militares, el homosexual me empezó a golpear y yo lo empujo. Trataron de calmarme y fue cuando el homosexual empujó al militar, que le respondió con una patada.

Ellos (los militares) se fueron, como ven en el video, y el tipo quedó agrediéndome. Eso es lo que se ve en el video. En ningún momento lo molesto o lo ataco yo primero. Él insistió y me enojó, al extremo que no pude hacer más que defenderme. Solo me defendí de la agresión, pero nunca fue un ataque homofóbico ni machista”.