Honduras: Capturan a padre por crimen de su hija de 4 años

El progenitor habría planificado secuestro de su niña para sacarle dinero a su suegro.

Lesly Yolanda Cardona con su vestido de princesa que lució en su cumpleaños.
Lesly Yolanda Cardona con su vestido de princesa que lució en su cumpleaños.

Tegucigalpa, Honduras.

El crimen de una niña de 4 años ha consternado a los hondureños. El hombre que la engendró y que hasta el día que cumplió sus 4 años le dio el cariño de padre es quien, según investigaciones preliminares de la Policía, estaría involucrado en la misteriosa muerte de su hija.

La Policía capturó al agricultor Carlos Aníbal Cardona Escobar (30), a su cuñado, Luis Alonso Duarte Moradel (25) y a la compañera de hogar de este, Milagro Yamileth Martínez Varela (21) por suponerlos responsables del secuestro y muerte de la niña Lesly Yolanda Cardona Duarte (4), ocurrido en la aldea El Quiscamote, San Francisco de la Paz, Olancho.

El cuerpo sin vida de la menor apareció el viernes a las 8:30 pm en el garaje de la vivienda donde residía con sus padres, Carlos Aníbal Cardona y Lesly Ramona Duarte, un día después de haberse reportado su secuestro y por el cual pedían el pago de rescate de dos millones de lempiras.

Unidades antisecuestros de la Policía Nacional y de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) iniciaron las averiguaciones del caso orientadas a identificar a los responsables del repudiable crimen, lo que dio como resultado la captura de los sospechosos.

Crimen planificado

Quizá los moradores del municipio de San Francisco de la Paz y la sociedad olanchana se hagan muchas interrogantes de cómo un padre puede llegar al grado de ser autor de un macabro plan de privar de su libertad a un hijo y llevarlo a la muerte, todo por el amor al dinero.

La alegría que vivió la familia el miércoles de la semana anterior en la celebración del cumpleaños de Lesly Yolanda se convirtió en tristeza, desesperación y por último en luto.

El jueves, sin haberse dado cuenta de la desaparición de la menor, un familiar recibió una llamada en la que informaban que estaba secuestrada y exigieron el pago de dos millones de lempiras de rescate.

Miembros de la familia y vecinos iniciaron la búsqueda en la casa y en otros sectores de la comunidad, pero no lograron dar con su paradero.

Misteriosamente, el cuerpo de la menor apareció en el garaje de la casa metido en un saco de nailon de a quintal en estado de descomposición, por lo que la Policía comenzó las investigaciones del caso. Según un comunicado de la Policía Nacional, en el proceso investigativo se descubrieron elementos que condujeron a la detención del progenitor de la pequeña, así como de las otras dos personas. Los investigadores hallaron fuertes indicios de su participación directa en el hecho criminal.

Según una fuente policial, la intención de los encausados no era matar a la niña, sino obtener dinero fácil con su secuestro, pero nunca meditaron en que las cosas les saldrían mal.

El subcomisario Carlos Rubí Fuentes, jefe de la Policía en San Francisco de la Paz, informó, basado en el relato de uno de los implicados, que habría sido un hecho planificado por Carlos Aníbal Cardona: que el padre de la víctima trató de intimidar a las otras dos personas con un arma de fuego para que le ayudaran a cometer la acción delictiva, por lo que procedieron a encerrar a la niña en un cuarto que está separado de la casa principal.

Agregó que mientras la tenían privada de su libertad trataron de asfixiar a la menor con una bolsa plástica y estrangularla sobre la pared.

Prosiguió que ya sin vida metieron el cuerpo en una paila plástica para que el tiempo pasara y ver de qué manera la podían sacar del cuarto.

El oficial confirmó que “empezamos a hacer la labor policial, las investigaciones, incluso a poner policías de civil adentro de la casa y a ver qué indicios se manejaban porque, anteriormente, estaban diciendo que era un secuestro, que estaban pidiendo dos millones de lempiras”.

Según la declaración de estas personas -dijo Rubí Fuentes- era para despistar la labor policial, pero nosotros hicimos ciertas hipótesis y a raíz de eso tenemos ya los resultados.

Hipótesis

Lo que se comenta en la comunidad y es investigado por la Policía es que el objetivo de Cardona Escobar, con el secuestro de su hija, era conseguir que su suegro pagara el rescate, aprovechándose del amor que le tenía a su nieta.

Para llevar a cabo su plan buscó la ayuda de su cuñado Luis Alonso y ambos convencieron a la mujer para que se encargara de cuidar a la pequeña a cambio de una parte del dinero.

La hipótesis que tejen los habitantes es que la víctima habría intentado gritar y que Milagro Yamileth Martínez le metió una bolsa plástica en la cabeza, lo que la mató a causa de asfixia por sofocación.

La Policía confirmó que Cardona Escobar fue presentado a la Fiscalía para que se le instruya un proceso por parricidio. Los otros serán acusados por asesinato y complicidad.

La Prensa