Honduras: Ascienden a seis los autobuses quemados en lo que va del año

Varios delincuentes asaltaron y bajaron a los pasajeros de la unidad 649 de la ruta Miraflores-Carrizal en Tegucigalpa.

Momento en que la unidad del transporte de la ruta Miraflores-Carrizal ardía en llamas ante el asombro de transeúntes y motoristas.
Momento en que la unidad del transporte de la ruta Miraflores-Carrizal ardía en llamas ante el asombro de transeúntes y motoristas.

Tegucigalpa.

Delincuentes que no han sido identificados le prendieron fuego a otro autobús ayer en la terminal de la colonia Miraflores, en la capital.

Autoridades policiales indicaron que a las 11:30 am, a inmediaciones de Plaza Miraflores, un grupo de supuestos pandilleros interceptó la unidad del transporte y al subirse encañonaron al conductor y al ayudante. Además asaltaron a los pasajeros.

Según informó un agente policial, “los malhechores se bajaron de un carro, el cual estamos tratando de ubicar”, dijo.

Tras asaltar a los pasajeros y bajarlos de la unidad, los malvivientes quitaron del volante al chofer y uno de ellos tomó el control del autobús para llevarlo a la terminal de buses. Para salvar su vida, el ayudante se lanzó de la unidad cuando lo pusieron en marcha y el conductor lo hizo unas cuadras adelante.

Le prenden fuego

Minutos después, los facinerosos llevaron el autobús a la terminal, lo estacionaron en una de las aceras y lo rociaron de gasolina en el interior y el exterior para prenderle fuego.

Cometido el delito, los cuatro delincuentes abordaron el vehículo que los seguía.

En pocos minutos, el autobús de la ruta Miraflores-Carrizal, con registro 649 y placas AAJ- 4004, era consumido por el fuego.

La Policía afirmó que ninguno de los pasajeros fue herido por los antisociales, cuyo objetivo únicamente era quemar el bus.

En el lugar del incidente se conoció que el autobús es propiedad de un dirigente del transporte que hace unos días se reunió con las máximas autoridades de la Policía Nacional para buscar soluciones en los casos de quema de unidades del transporte.

Al lugar acudieron otros dirigentes del transporte, quienes mostraron su preocupación y temor por la situación.

El Cuerpo de Bomberos informó que para apagar el fuego y en labores de enfriamiento fue necesario utilizar 1,200 galones de agua.

En lo que va del año, seis autobuses han sido quemados por antisociales. De este total, cinco se han reportado en las últimas dos semanas. En uno de los casos, el conductor del autobús recibió quemaduras de segundo y tercer grado.

La Prensa