Honduras destruye 12,000 armas y municiones incautadas al crimen

Las armas, entre pistolas, fusiles AK-47 y ametralladoras, son destruidas con una máquina cortadora.

Tegucigala, Honduras

La Policía de Honduras inició hoy la destrucción de unas 7,000 armas de fuego y 5,000 municiones decomisadas a bandas del crimen organizado, en el marco de un programa apoyado por Estados Unidos, informó una fuente policial.

Las armas, entre pistolas, fusiles AK-47 y ametralladoras, son destruidas con una máquina cortadora donada en mayo pasado por Estados Unidos, dijo a periodistas un portavoz de la Policía hondureña, Edgardo Barahona.

Los pertrechos que comenzaron a ser destruidos en una instalación policial en Tegucigalpa fueron "incautados a bandas del crimen común y del crimen organizado", subrayó la fuente.

La acción se enmarca en un programa que la Policía de Honduras y la Fuerza Armada ejecutan con el apoyo de Estados Unidos orientado "al fortalecimiento de una cultura de paz" en el país centroamericano, agregó Barahona.

Estados Unidos donó a finales de mayo pasado a Honduras dos máquinas para destruir armas y municiones fuera de servicio, en el marco de un programa que financia Washington y es ejecutado por la organización no gubernamental británica MAG Internacional.

Las máquinas tienen capacidad de destruir más de 50.000 armas cada una y contribuirán a reducir el número de esos artefactos en exceso almacenados en instalaciones de la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y el Ministerio Público de Honduras, según las autoridades.

El programa de cooperación bilateral incluye, además de la destrucción de los pertrechos, mejorar la seguridad en los centros de almacenamiento de armas y capacitar a la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y la Fiscalía.

Honduras, considerado uno de los países más violentos del mundo, vive una espiral de violencia que deja un promedio de 15 asesinatos diarios, la mayoría por armas de fuego. EFE

La Prensa