Allanan residencia de mexicanos asesinados

Autoridades encontraron rastros de cocaína y dólares. Decomisaron un vehículo

En la casa encontraron un carro turismo y tres cuatrimotos que decomisaron.
En la casa encontraron un carro turismo y tres cuatrimotos que decomisaron.

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), allanaron ayer en la colonia Valle Encantado la residencia donde vivían los dos mexicanos ultimados el miércoles 21 de mayo en el bulevar del norte.

En la casa de Juan Carlos Rivera Guerra y Luis Adolfo Rivera Fuentes, quienes eran padre e hijo, la DNIC con la ayuda de un perro antidrogas encontró rastros de cocaína y dólares en tres dormitorios.

La mayor cantidad de rastros de droga fue detectada en el dormitorio principal del inmueble. Las autoridades incautaron tres cuatrimotos, un turismo gris, 15 cajas de munición de diferente calibre, entre ellos 3.80 y 40 milímetros. También encontraron una contraseña emitida por el Registro Nacional de las Personas a nombre de Luis Adolfo Rivera Fuentes.

Autoridades indicaron que también hay huellas que de la habitación principal sacaron una caja fuerte después del crimen de Juan Carlos Rivera Guerra y Luis Adolfo Rivera Fuentes.

Las averiguaciones de la Policía indican que los ultimados podrían ser parte del Cartel de Sinaloa, lo cual está en proceso de confirmación.

El crimen de los extranjeros está relacionado con la balacera ocurrida ayer en PriceSmart, en la que perdieron la vida, un guardia, una estudiante de medicina y un hombre que era el objetivo de los matones, según las autoridades.

La Prensa