Sigue búsqueda de asesinos de menores en San Pedro Sula

Elementos de la DNIC, policías y militares ejecutaron ayer operativos en los sectores Rivera Hernández y Chamelecón.

Agentes de la DNIC cuando ingresaban ayer a una de las viviendas allanadas en la colonia Reparto Los Angeles del sector Rivera Hernández.
Agentes de la DNIC cuando ingresaban ayer a una de las viviendas allanadas en la colonia Reparto Los Angeles del sector Rivera Hernández.

San Pedro Sula, Honduras.

Agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) con apoyo de policías y militares allanaron ayer cuatro viviendas en busca de más pandilleros implicados en los asesinatos en serie de los menores residentes en la colonia La Pradera.

Al registrar los inmuebles, los agentes también buscaban más armas de los pandilleros pertenecientes a la mara 18 capturados el pasado domingo, algunos de los cuales están implicados en los asesinatos de los menores. A los arrestados les incautaron un arsenal, incluyendo granadas de fragmentación.

El primer cateo lo ejecutaron ayer en una casa de la colonia Reparto Los Ángeles, sector Rivera Hernández, donde tenían información de que los mareros apresados tenían almacenadas más armas.

Posteriormente, los uniformados se desplazaron a la colonia Sinaí, de la misma zona, donde allanaron otra vivienda en busca de más miembros de la mara 18 y de armas, pero no encontraron nada.

Luego, los agentes de la DNIC se desplazaron a la colonia San Antonio, de Chamelecón, donde catearon una cuartería porque tenían información de que en ese inmueble estaba refugiado uno de los pandilleros vinculados a los asesinatos en serie de los niños de la colonia La Pradera. Una vez más no encontraron ningún indicio relacionado con los pandilleros.

Los allanamientos concluyeron en unos apartamentos de la colonia Suyapa, en Chamelecón. Los investigadores andaban palas y picos con los que escarbaban en los patios en busca de armas. El operativo que duró al menos tres horas concluyó sin resultados positivos, pero aseguraron que las acciones seguirán hasta capturar a dos implicados en los crímenes que siguen prófugos.

Autoridades policiales dieron a conocer ayer que un menor de edad vinculado con el asesinato de niños de La Pradera fue ultimado la noche del pasado 7 de mayo en la 33 calle de El Polvorín.

Entre otros hallazgos, revelaron que un celular que pertenecía a uno de los menores asesinados fue encontrado entre las pertenencias de un pandillero de la 18 capturado en la Planeta.

La Prensa