Al “Porking” lo dejaron libre por ser un reo modelo, confirmaron autoridades

Olvin Arriaga salió de la cárcel el 21 de abril y el 27 mató a Anthony Castellanos y Luis Hernández

El Juzgado de Ejecución revocará la libertad condicional a Olvin Reynaldo Arriga, alias el Porking.
El Juzgado de Ejecución revocará la libertad condicional a Olvin Reynaldo Arriga, alias el Porking.

San Pedro Sula, Honduras.

Seis días después de salir de la Penitenciaría Nacional en Támara, Francisco Morazán, Olvin Reynaldo Arriaga Baca (33), alias el Porking, asesinó a Anthony Osmán Castellanos Raudales (13) y Luis Edgardo Hernández (12), residentes en la colonia La Pradera.

El Porking, capturado el domingo anterior luego de enfrentarse a tiros con militares en la colonia Callejas, fue condenado en noviembre de 2003 a 16 años de cárcel por los delitos de facilitación de local para el tráfico ilícito de drogas, asociación ilícita y portación ilegal de armas, pero las autoridades le otorgaron la libertad condicional.

Arriaga Baca recuperó su libertad el 21 de abril de 2014 y el 27 de ese mismo mes, según las investigaciones policiales, asesinó a los dos menores luego de que estos fueran torturados en la casa de Héctor Alejandro Medina Alcerro, alias el Tío, en la colonia Perpetuo Socorro.

Según el requerimiento fiscal, el Porking sacó a los niños de la casa, los introdujo en la cajuela de un Toyota Corolla verde y los llevó a las cañeras de la 33 calle, cerca del estadio Olímpico, donde les disparó en la cabeza.

Vea especial: Muerte de niños en Honduras

Los menores fueron ultimados por negarse a seguir como “punteros” de la pandilla. La orden de asesinarlos salió del presidio sampedrano.

El Poder Judicial, por medio del Juzgado de Ejecución, anunció ayer que le revocará el beneficio de libertad condicional al pandillero de la 18, quien violó la promesa de respetar las medidas otorgadas por dicha instancia judicial.

“Buen comportamiento”

El Porking fue capturado el 18 de octubre de 2001 en una cuartería del barrio Guayabal, en Choloma, Cortés, y se le decomisó un fusil AK-47, dos cargadores con 50 proyectiles, una pistola calibre 38 con cinco proyectiles y 43.94 gramos de marihuana, según consta en el expediente judicial número 544-06.

Luego de comparecer a los tribunales sampedranos y someterse al proceso penal por los tres delitos de que se le acusó, la audiencia de juicio oral y público concluyó con un fallo a favor del Ministerio Público y fue sentenciado en 2003 a 16 años de prisión. Fue remitido a la Penitenciaría Nacional, en Támara, el 25 de noviembre de ese mismo año.

El Porking, originario de La Lima, Cortés, debía estar en prisión hasta el 28 de octubre de 2017; pero, según consta en el expediente, debido a su buen comportamiento, pues era un reo modelo mientras estuvo preso y ya había cumplido las tres cuartas partes de la sentencia, su abogado defensor solicitó al Juzgado de Ejecución que lo tomara en cuenta para el beneficio de libertad condicional. El pasado 21 de abril, el reo compareció al Juzgado de Ejecución, donde se le notificó que recuperaría su libertad, pero tenía que cumplir las medidas de no visitar lugar de expendio de bebidas alcohólicas y sustancias sicotrópicas, presentarse una vez al mes a los tribunales hasta cumplir toda la pena y acudir con la psicóloga del Juzgado de Ejecución.

Pero debido a la captura de Arriaga Baca y la acusación que le formuló el Ministerio Público por el asesinato de los menores Anthony Osmán Castellanos Raudales y Luis Edgardo Hernández y asociación ilícita, cargos por los que guarda prisión en el Centro Penal Sampedrano bajo la medida de detención judicial, deberá culminar la condena de 16 años que le fue impuesta.

Según las investigaciones, el Porking y Elio Guillén Gutiérrez, alias el Genio, sindicados por las autoridades de Fusina como cabecillas de la pandilla 18, junto con otro grupo de mareros tenían planeado perpetrar una masacre en el sector Rivera Hernández.

La Prensa